Ni una Menos: Reclamo a Gill para que instrumente políticas contra la violencia de género

3 junio 2017

Ni una Menos: Reclamo a Gill para que instrumente políticas contra la violencia de género

Para Destacar

  • "Seguimos en las calles -se apuntó en el documento dado a conocer por las organizadoras de Ni una Menos- porque cada 18 horas nos matan, porque en esta provincia en lo que va del 2017 hay 7 mujeres menos entre nosotras, 3 de las cuales vivían en Villa María: Estamos acá por María Luján Aguilera, por Alicia Copa y por Tamara Córdoba"

Artículos Relacionados

Mujeres villamarienses le reclamaron al intendente, Martín Gill, que no es suficiente con declarar a Villa María en emergencia por los casos de violencia de género sino que se deben instrumentar programas desde el Estado local.
Además de peticionarle que el albergue municipal que inauguró “funcione” y que dé asistencia a las víctimas.

“La emergencia sin programa y recursos es sólo declamativa. Señores funcionarios hagan lo que dicen, cumplan con lo prometido, porque la violencia no es declamativa: Es contundente, no perdona y crece exponencialmente”, se aseveró en el documento que se leyó en la marcha “Ni una menos”, de hoy por la tarde en plaza Centenario, a la que acudieron un poco más de dos centenares de vecinos, en su mayoría mujeres.

Diferentes organizaciones que defienden los derechos de la mujer habían hecho el llamado al que además acudieron, Alicia Peresutti; Auditora General; Mónica Lazos y Nora Landar;concejales y la ex jueza, Cecilia Fernández. Representantes del oficialismo villamariense brillaron por su ausencia.

En la oportunidad se leyó un documento consensuado entre las organizadoras donde se sostiene que “La Plaza nos vuelve a reunir para visibilizar lo que nos pasa, para denunciar que nos siguen violentando, que nos siguen matando. Acá en esta ciudad, en la provincia de Córdoba y en el país”.

“El 3 de junio -se subrayó más adelante- nació desde abajo, desde nuestras entrañas, desde nuestro dolor, desde nuestro compromiso y se instaló en el calendario de los derechos humanos para demandar por nuestras vidas, por los derechos que nos faltan, por los derechos que nos niegan”.

Más adelante aseguran que “nos juntamos y trabajamos para que la violencia no se naturalice, para que la violencia no se privatice, para que la violencia no se invisibilice, para que la erradicación de la violencia sea una prioridad del Estado, que se corre, que se ausenta y que reproduce de ese modo las  peores prácticas machistas y patriarcales”.

“Seguimos en las calles -apuntan- porque cada 18 horas nos matan, porque en esta provincia en lo que va del 2017 hay 7 mujeres menos entre nosotras, 3 de las cuales vivían en Villa María: Estamos acá por María Luján Aguilera, por Alicia Copa y por Tamara Córdoba”.

Reclamos

Los sectores que convocaron a la marcha también reclamaron a la gestión del intendente, Martín Gill.
“Hemos avanzado en el país y también en la ciudad, después de años de pedir la emergencia en violencia, que finalmente logramos. Pero aquí volvemos a decirle al Estado y a los funcionarios: Las leyes sin reglamentación y presupuesto son enunciados.
La emergencia sin programa y recursos es sólo declamativa. Señores funcionarios hagan lo que dicen, cumplan con lo prometido, porque la violencia no es declamativa: Es contundente, no perdona y crece exponencialmente.
Si se aprueban ordenanzas porque es políticamente correcto hacerlo, no sirve.
Por ello exigimos políticas públicas en serio, programas reales y efectivos :
Que el albergue para mujeres funcione, atención y asistencia a las víctimas sea prioridad en la agenda.
Que las campañas no muestren una foto para cumplir”, afirmaron en el documento dado a conocer a la opinión pública local.

 

 

 

Fotos: Rocio Gorozo.

 

 

 

 

 

3 junio 2017