Destacada Principal | nietos | abuela | abuso

Abuela privada de sus nietos: podrían estar siendo abusados

Fabiana perdió a su hija, y años después se le niega el contacto con sus nietos. La nieta más grande, de 11 años, podría estar siendo víctima de abuso sexual.

Fabiana relata una dura historia y un desalentador presente. Ella perdió a su hija hace años, y a partir de ese momento, los nietos quedaron al cuidado de su yerno. Cuando este también murió, a Fabiana se le negó el contacto con los niños. Lo peor: la nieta más grande (11) podría estar siendo víctima de abuso sexual.

"Mi hija quedó embarazada de mi nieta, y nació sietemesina. Ahí nos enteramos de que mi hija tenía HIV; hicieron estudios y por suerte la nena no tenía el virus", relata Fabiana. "Ellos vivían conmigo, pero al tiempo mi hija conoce a un chico con el que forman pareja, cuando la beba tenía 8 meses".

"Con el tiempo ella le dice al verdadero papá (el biológico) que tenía una hija con él, y él quiere conocerla. Quedaron en hacer un ADN que nunca se hizo, pero el padre se la llevaba todos los fin de semanas con ella, a pasear o con los abuelos". "Mi hija fallece cuando mi nieta tenía 4 años y otro bebé de 2 años que tuvo con su pareja. Ahí su pareja se los lleva a vivir con su madre, y yo estuve dos meses sin verlos".

"Yo estaba en un momento de dolor por la muerte de mi hija, la ví morir. La llevaron a Córdoba, estuvo sola, y cuando pude ir, llegué y ella ya estaba inconsciente; ahí empezó el calvario con mis nietos". "Mientras estaban con mi yerno los veía por lo menos todas los fines de semana, o pasaba por la casa porque vivía a 4 cuadras, pero en 2019 fallece mi yerno también por la misma enfermedad".

"Toda la familia de él arregló que los nietos tenían que quedar con ellos (el más chico, de 9, hijo biológico del yerno, y la niña, de 11, adoptiva). Él le había dado el apellido cuando ella tenía 4 años", explica Fabiana. "Cuando él fallece pierdo contacto con los chicos: mi nieta había tenido contacto con su papá biológico y su otra abuela biológica, desde la otra parte se enteraron y ahí empezó el calvario de no dejármelos ver".

"Soy la abuela materna, tengo derecho a compartir con ellos" "Soy la abuela materna, tengo derecho a compartir con ellos"

Fabiana cuenta que acudió a la justicia, pero justo en ese momento sucedió el parate por el inicio de la pandemia. Luego, se enteraría a través de su nieta de lo peor:

"Su abuela (adoptiva) la manda a dormir a la pieza del tío (adoptivo), y ahí me comentó que el tío se bajó los pantalones y le enseñó los genitales. Con la desesperación estaba por hacer la denuncia, pero no la hice porque ella vive ahí; sí lo comenté, entonces llegó a oídos de una tía de esta familia, y ahí empezaron a poner excusas para que no nos veamos más".

"Yo le creo a mi nieta, ella me dijo que nadie le cree, pero yo sí le creo. La tía me llamó y me dijo 'que la nena es mentirosa, es rebelde, es caprichosa, va a terminar empastillada en Oliva'; también que me iba a mandar una carta documento y que no vaya a buscarla nunca más".

"No la quise escuchar más, quebré en llanto, me agarró una desesperación, y bueno, desde ahí no pude ver más a mis nietos". "Me presenté en tribunales, en mayo, la doctora me pidió una declaración jurada de mis ingresos y se la llevé. Me dijeron que me iban a llamar, así sucesivamente, hasta el día de hoy", aludiendo que jamás se contactaron.

"Mi nieta está con miedo, la encontré a una cuadra de la casa y nos abrazamos pero miraba continuamente para todos lados porque dice que si sale la abuela la va a retar; la tienen amenazada, está con miedo". "Yo pido que sea escuchada. Quiero tener contacto con ella, y está en riesgo, porque esa persona vive ahí, viaja porque es camionero, pero cuando no viaja está ahí, y es una persona que se droga y que toma alcohol", finaliza su narración Fabiana, que en medio de este duro drama, sigue esperando el llamado de tribunales.

Dejá tu comentario