Destacada Principal | niños | vacunas | sarampión

Sólo se vacunó la mitad de los niños contra sarampión, rubéola, paperas y polio

En estos primeros días, se alcanzó una cobertura general del 15% en toda la provincia. Si bien este porcentaje es igual a la media nacional alcanzada (14,4%), está por debajo de la meta fijada para este plazo, que es de 30%.

La ministra de Salud, Gabriela Barbás, presentó hoy los avances de la primera semana de la campaña provincial de vacunación contra sarampión, rubéola, paperas y polio, que comenzó el 1 de octubre y que está dirigida a niños y niñas de 13 meses a 4 años inclusive.

En estos primeros días, se alcanzó una cobertura general del 15% en toda la provincia. Si bien este porcentaje es igual a la media nacional alcanzada (14,4%), está por debajo de la meta fijada para este plazo, que es de 30%.

“Quiero destacar el trabajo de vacunadoras y vacunadores, de todos los municipios y de esta articulación, este trabajo en silencio de hace tantos años, que hoy más que nunca volvemos a poner en valor en esta campaña”, remarcó Barbás.

Son 8 los departamentos que han logrado la meta del 30%: General Roca, General San Martín, Minas, Roque Sáenz Peña, Río Primero, Río Seco, Sobremonte, Totoral. Otros 12 superaron el 20%, y el subgrupo de 4 años es en el que se alcanzó mejores coberturas.

Si bien la campaña se extenderá hasta el 13 de noviembre, en el primer mes de la campaña se espera alcanzar un mínimo de 80% de cobertura, por lo cual es importante que las familias se acerquen a los casi 800 vacunatorios de toda la provincia, para que niños y niñas accedan a estas dosis adicionales de triple viral e IPV/Salk.

El 38% de la población objetivo se encuentra en capital, por eso son especialmente relevantes las estrategias que se desplieguen en la ciudad. Es por esto que la Provincia ha dispuesto un puesto fijo de vacunación instalado en el Salón de los Gobernadores de Parque de las Tejas, donde se aplican estas dosis de 10 a 18 de lunes a domingo. También se está vacunando en centros educativos iniciales y en Salas cuna; y progresivamente se desplegarán más estrategias territoriales con puestos itinerantes. Además, están disponibles los vacunatorios de hospitales y CAPS provinciales.

“Es importante no esperar que los equipos vayan al colegio sino ir activamente a los vacunatorios. Tenemos que trabajar intensamente desde el equipo de salud, con los pediatras, pero también con la comunidad, empoderando a todas las personas, porque las vacunas nunca pasan de moda. Disponemos de una amplia red de cobertura, con vacunatorios públicos, privados, municipales y provinciales en toda el territorio para facilitar -tanto por la mañana como por la tarde y también en algunos casos los fines de semana- el acceso a las vacunas del calendario”, detalló la ministra.

Esta campaña se desarrolla en un contexto de coberturas de vacunación que vienen disminuyendo en todo el mundo, sobre todo durante y después de la pandemia. Previo a la campaña, la cobertura de vacuna triple viral en Córdoba era de 88% en primeras dosis y 85% en segundas dosis. En tanto, la cobertura de vacuna antipoliomelítica era de 45% para la primera dosis y de 54% para el refuerzo.

“Venimos hablando de que en estos últimos años tanto a nivel nacional, como provincial y regional se observa esta disminución de las coberturas, no solamente de estas vacunas sino de todas las del calendario. Siempre Córdoba ha tenido una cobertura superior a lo que se observa a nivel nacional, sin embargo, el año pasado no hemos llegado al 95%, que es la meta que siempre se propone, tanto para triple viral como para poliomielitis y el resto de las vacunas”, recordó la ministra, al tiempo que insistió con la importancia de acercarse a los vacunatorios a completar esquemas, dado que es esta disminución la que genera un alto riesgo de importación de casos y de desarrollo de brotes.

En relación a la situación epidemiológica, Barbás mencionó que los últimos casos endémicos de sarampión se dieron en el país en el año 2000; y los de rubéola y síndrome por rubéola congénita, en 2009. No obstante, hubo casos importados en Argentina, y un brote de sarampión en 2019-2020. En tanto, el país está libre de casos de poliomelitis salvaje desde 1984, pero persisten casos de polio tipo 1 en distintos países.

Si bien el calendario nacional contempla la vacunación contra sarampión, rubéola y paperas con triple viral a niñas y niños de 12 meses y 5 años y contra la poliomielitis, con tres dosis a los 2, 4 y 6 meses y un refuerzo a los 5 años; cada 4 años aproximadamente (según acúmulo de susceptibles) se realizan estas campañas de seguimiento.

Dejá tu comentario