Obligatorio: Contratado municipal que quiera pasar a planta debe trabajar para el PJ

El último viernes desde la Municipalidad se convocó a un importante número de empleados contratados a una reunión política, que tuvo lugar en la sede del Centro de Empleados de Comercio, de calle Buenos Aires al 1300.
En el lugar se encontraban presentes  varios funcionarios, entre ellos, el Jefe del Corralón,  la legisladora Nora “Reina Madre” Bedano y luego llegó el mismísimo intendente Martín ” Su Majestad” Gill.
El discurso central estuvo a cargo de Reina Madre, quien le dijo a los empleados comunales que ya estaban casi terminadas las listas para el pase a planta permanente  y que sólo faltaban algunos lugares para completarlas, pero que necesitaban “una mano para trabajar partidariamente” de cara a las próximas elecciones.
Al literal “apriete” de la legisladora, se sumó el jefe comunal, quien con mayor diplomacia, se dirigió a los contratados con la misma línea discursiva.
Cabe destacar que “Su Majestad” le prometió a la dirigencia del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) el pase a planta permanente de 100 trabajadores. Evidentemente el viejo uso clientelar del empleo público, sigue tan vigente como en años anteriores.
Cuentan algunos de los empleados presentes, que en un momento de la reunión la legisladora Nora ” Reina Madre” Bedano, les preguntó a los concurrentes si se podían comprar un automóvil Cero Kilómetro y antes de que alguno respondiera- de hecho todos quedaron boquiabiertos- la titular del PJ local respondió: “Nadie puede hacerlo ahora, porque con este gobierno- en alusión a Mauricio Macri- se gana miseria”.
Rápidamente varios de los trabajadores reunidos comenzaron a comentar que evidentemente la exintendenta no conocía los sueldos reales que paga el municipio a quienes no son de planta, salarios que apenas les alcanzan para vivir.
Esta historia no es nueva, se viene repitiendo desde hace varias gestiones, cada vez que se avecina una contienda electoral.
Los empleados contratados ( y facturantes) son obligados a trabajar de fiscales en todas los comicios. Nada más basta con recorrer las mesas en cada escuela habilitada durante las elecciones, para darse cuenta.
Muchos agachan la cabeza y dicen que sí, por temor a perder sus empleos. De hecho la mayoría han sido afiliados compulsivamente al Partido Justicialista y deben aportar un porcentaje de sus sueldos, condición inamovible para poder trabajar en la Municipalidad.
Todo hacía presuponer que el “cambio de estilo” del  actual intendente, iba a dejar atrás estas viejas y cuestionadas prácticas. Pero evidentemente nada de eso está sucediendo.

Dejá tu comentario