Sociedad | pandemia | Europa | Villa María

La pandemia los obligó a volver de Europa

Dos villamarienses proyectaban hacer su vida en Europa pero por la pandemia se vieron obligados a volver a Villa María.

Lucia Vionett, Daniel Martini y su hija Mora de unos pocos meses, decidieron irse a vivir a España y proyectaron realizar su vida allí, pero a partir de la situación desatada por la pandemia se vieron obligados a volver a Villa María.

Con una historia de película, y tras 38 horas de viaje, Lucía (26) Daniel (26) y Mora (2 meses), se encuentran transitando la cuarentena tras dar negativo en el primer hisopado que le realizaron por covid-19 en el hotel Amérian de Villa María.

La Historia

Los jóvenes tomaron la decisión de irse a vivir a Europa por una propuesta laboral, y se radicaron en Barcelona donde comenzaron a trabajar allí con un contrato laboral fijo con el cual podían acceder a beneficios de salud, entre otras cuestiones reglamentarias.

Cuando la pandemia del covid-19 llegó a Europa, especialmente a España, Lucía se encontraba transitando los últimos meses de embarazo, y su novio Daniel en un comienzo pudo trabajar desde su hogar a través del teletrabajo, pero en unos meses fue despedido. La empresa en la que trabajaba, “despidió el 70% de la plantilla”, comentó en una nota con UniTeVe.

En ese momento, los jóvenes ya estaban por transitar el nacimiento de Mora, en este contexto la joven dio a luz a su hija y comenzaron a replantearse la idea de volver a su ciudad natal. “Todo lo que habíamos proyectado de golpe se nos vino abajo”, afirmó Daniel.

Tal como lo relatan, la realidad les cambió completamente sus planes, la madre de Lucía iba a viajar a Barcelona para el nacimiento de su nieta, e incluso amigos de la pareja tenían pasajes comprados para visitarlos.

“Todo lo habíamos logrado en este tiempo, toda la estabilidad, creo quedo de lado por necesitar estar cerca de nuestros afectos”, afirmó Martini.

Lucía emocionada por la situación que le tocó atravesar dialogó con Villa María Ya!, y afirmó “Mi idea siempre fue compartir esta etapa con mi familia, si bien nos sentimos muy acompañados por los profesionales de la salud, necesitábamos a nuestras familias”.

La vuelta a la Argentina en medio de la pandemia

Con respecto al viaje de vuelta, Lucia comentó: “Volver a la Argentina fue un viaje que duró 38 horas, viajamos desde Barcelona hasta Madrid en colectivo durante ocho horas, y después esperáramos 10 horas el vuelo para Ezeiza”. En este sentido, la villamariense afirmó que en los dos aeropuertos que transitaron le tomaron la temperatura.

La familia se encuentra aún transitando la cuarentena en el hotel, y en cinco días se le realizará un segundo hisopado y de ser nuevamente negativo el resultado, podrán reencontrarse con sus familiares.

La llegada de Lucía y Daniel a Villa María

Dejá tu comentario