Párroco | misa | Noetinger

Párroco de Noetinger separado por oficiar misa en Latín

Por decisión del Vaticano, el párroco Mario Muñoz no podría seguir oficiando misa al no atenerse a las disposiciones emitidas por la Santa Sede.

Todo comenzó con una actitud de rebeldía del párroco a cargo de la parroquia de Noetinger, quien no acepta el cambio impuesto desde hace unos años desde la Santa Sede en el oficio de la misa.

Mario Muñoz, quien tiene varios parientes cercanos en Villa María, antes de llegar a Noetinger estuvo destinado por más de 11 años en la parroquia de Fátima en la ciudad de Bell Ville.

El Párroco mantiene una parte de la liturgia donde se pone de espaldas a la feligresía y dice la misa en Latín.

Esta situación fue informado al Obispo de la Diócesis de Villa María, Samuel Jofre, quien se hizo presente para corroborar esta situación.

Como el Padre Mario se mantiene en su posición desde el Vaticano llegó la orden para que no pueda seguir oficiando la ceremonia religiosa en esos terminos y se aggiorne a las nuevas disposiciones.

Mientras tanto la feligresía de esa localidad observa con preocupación esta situación, y destaca que Muñoz realizó una gran obra sacerdotal desde hace seis años en la parroquia de Noetinger y tiene a su cargo las parroquias de Chilibroste y Saira.

El propio cura, fue quien dio la noticia mediante un comunicado, que señala textual:

"Estimados fieles: hubiese querido comunicar esta mala noticia de viva voz, pero como ya se va conociendo en la Diócesis, lo hago por este medio, esperando, Dios mediante, el próximo domingo en los horarios habituales de misa hablarlo con ustedes. El 16 de julio de 2021, el Santo Padre Francisco ha prohibido, en la práctica, la celebración de la Santa Misa tradicional. Al no acatar yo tal decisión, y seguir celebrándola, el obispo me ha pedido que presente la renuncia al oficio de párroco de la Exaltación de la Santa Cruz. Conservando intacto el cariño sacerdotal por ustedes, a fines de febrero o principios de marzo deberé abandonar la parroquia". Padre Mario Muñoz

Dejá tu comentario