Destacada Principal | pasajeros | Córdoba Coata | Villa María

Pasajeros al borde de un ataque de nervios

El viernes, pasajeros de Córdoba Cota que salieron de Córdoba hacia Villa María estuvieron en tres coches distintos para cubrir el trayecto de 150 kilometros

El viernes pasado, pasajeros que salieron de Córdoba con destino a Villa María estuvieron en tres coches distintos de la empresa Córdoba Coata para cubrir ese trayecto, y llegaron sin aire acondicionado en una tarde tórrida de más de 40 grados a la sombra.

Cuando no

La empresa Córdoba Coata fue motivo de quejas airadas por parte de los pasajeros que tuvieron que sortear distintas peripecias para poder llegar a destino.

Un vecino de Villa María, que viajaba desde Córdoba hasta nuestra ciudad contó a un medio local el mal momento que debieron padecer por las fallas en las unidades de la empresa Córdoba Cota.

Primer contratiempo

“A las 16.30 salía el colectivo desde Córdoba hacia Villa María. Cuando estábamos esperando en la plataforma para ingresar al coche, hicieron subir a un par de personas y ahí se dieron cuenta de que el colectivo no funcionaba”, contó el pasajero más enojado que hincha de Méjico con el Tata Martino.

Eran las 4 y media de la sofocante tarde del viernes pasado (42º), en la Terminal de Ómnibus de la capital provincial.

“Ante esta situación, nos hicieron pasar a otro colectivo, con un retraso de 20 minutos, mientras esperábamos otra unidad”, explicó.

Segundo contratiempo

“Ya en viaje, antes de llegar a la ciudad de Pilar (30 kilómetros de Córdoba) nos hicieron cambiar de coche porque algo dejó de funcionar en el colectivo al que habíamos sido trasladas porque el original estaba averiado”, agregó.

Ante esta situación (lamentable) los pasajeros tuvieron que ascender a un tercer colectivo para completar el trayecto hasta Villa María.

Tercer contratiempo

Como si eso fuera poco, muletilla de los vendedores ambulantes, “Pasando Pilar, a este coche -el tercero en cuestión para cubrir un recorrido de 150 kilómetros- se le rompió el aire acondicionado”, contó el viajero.

Desde allí, sin aire y con 42º a la sombra, completaron el viaje hasta Villa María.

“La gente estuvo muy alterada, hubo personas descompuestas por el calor. Los mismos empleados de Córdoba Coata no sabían cómo accionar”, contó el integrante del contingente que padeció de las peripecias habituales en coches de esa empresa.

Síntesis

El coche llego a Villa María con casi media hora de retraso y el boleto tuvo un costo de $ 1.200.

Más información en Villa María YA: ¡A correr! Por primera vez en su historia, Villa María albergará una media maratón

Dejá tu comentario