¡Pase de facturas! Aseguran que schiarettistas y delasotistas “no transpiraron la camiseta”

La derrota electoral de los candidatos de Unión por Córdoba, en los comicios legislativos de hace una semana, posibilitó comprobar al intendente, Martín Gill, que sus “socios” schiaretistas en Villa María, como dice la popular, “son pura chapa y no los sigue ni la familia o bien no transpiraron la camiseta ante el acto electoral”.
No se digiere en el oficialismo el “faltazo” que se pegaron a la campaña proselitista dirigentes como Raúl Costa (vicepresidente de Lotería de Córdoba); Marcelo Fita (Educación); Ana Becerra (Policía), Rosa Campora (ex edil), los referentes locales del sector interno que lidera Martín Llayrora y los delasotistas.

“Nadie de ellos movió un dedo. Eso sí. En el acto comicial se hicieron ver y subieron selfies a las redes sociales y, tras el escrutinio, se borraron todos. Ninguno vino a poner la cara”, se escuchó decir a un colaborador cercano del jefe comunal quien tiene en claro que “no se transpiró la camiseta y que sólo quienes lo hicieron fue el grupo liderado por Martín Gill, Nora Bedano y Héctor Muñoz”.

No obstante lo sucedido sirvió a los dirigentes oficialistas para “medir” ante el llamado a la unidad hecho, para todo el justicialismo, por parte de Gill, ante la convocatoria a elecciones provinciales y municipales para el 2019, quien es quien con lo cual queda en claro que, desde el ex Palace Hotel se reafirma la búsqueda a la reelección de Gill la que dejará, fuera de pista, a otros que pretenden convertirse en candidatos como José Carignano o Raúl Costa.

Dejá tu comentario