Destacada Principal | Pasteur | enfermera | coronavirus

Enfermera contó cómo viven en el Pasteur con el coronavirus

Romina Tagliabini escribió una carta en Facebook. Pidió empatía y dejar de criticar a los trabajadores de salud y cuidarse porque cualquiera podría ser paciente COVID

Una enfermera del Hospital Pasteur redactó una carta que publicó en su muro de Facebook e invita a la reflexión y el pedido de empatía en este momento tan complejo. La autora del texto es Romina Tagliabini, quien se desempeña en el ala COVID del nosocomio local.

En su escrito cuenta que a ella, como a todo el mundo, la vida le cambió por el coronavirus. Dejó de ver a su familia y trabaja todavía más en constante riesgo de enfermarse.

Pidió que dejen de criticar a los profesionales médicos, que están dejando todo por ayudar en esta pandemia. Y pidió empatía porque cualquiera podría ser paciente de COVID y ellos están ahí para atenderlos.

A continuación, el texto completo de Romina.

"Soy ENFERMERA PROFESIONAL hace 8 años. Trabajé siempre en la Unidad de Terapia Intensiva, hace dos años me encuentro trabajando en el Hospital Pasteur. Hace unos meses nos dimos por enterados a la guerra silenciosa que nos exponíamos.

Romii Tagliabini

Buenas noches, generalmente ocupó mi face, para memes, historias lindas de vida, vídeos graciosos, alguna vez subo una...

Posted by Romii Tagliabini on Thursday, August 27, 2020

Decidí seguir adelante y asumir lo que me toque vivir. Formé parte del grupo seleccionado para atender a pacientes COVID, desde ese momento no frecuento mi familia porque viven en otro pueblo. Desde marzo viajé dos veces a verlos, por miedo, respeto, cuidado, no sé.

Hoy estamos entrando en el ojo de la tormenta, nos estamos enfermando. Colegas, y como siempre digo, (para el que no tiene su familia cerca) amigos, se están contagiando. He leído críticas destructivas, que no señalan, y la verdad que es muy penoso que se nos culpe, somos seres humanos.

Yo particularmente estoy en terapia hace unos meses, terapia que me ayuda a manejar mi ansiedad, estuve con trastorno de sueño y ataques de pánico. No es fácil ponerse toda la ropa y que tu respiración no cambie, hay que controlarla porque sino comienzan los mareos, te pones nervioso y sudas. Se empañan las gafas, el sudor genera picazón. Canalizar con dos pares de guantes se dificulta, la visibilidad de las gafas y máscara facial también. Más aún cuando debes usar lentes para ver y no los podes usar.

Trabajamos ocho horas seguidas. Las mujeres menstruamos y vamos a trabajar igual. A veces comemos algo que nos hace mal y debemos ir al baño más veces. Nos alimentamos durante ocho horas, como todos.

Los pacientes a veces están en respirador, a veces no, demandan atención que implica nuestra exposición cada vez que entramos al AREA ROJA. A veces los pacientes no quieren estar internados, a veces se desorientan y el riesgo a que el paciente nos agreda y quite nuestros elementos, (como ya ha pasado).

Y así podría seguir contando, sólo quiero con todo esto pedir por favor no nos destruyan más de lo que nuestra profesión nos viene destruyendo. Por favor tengan empatía. Yo quiero ver a mi familia, quiero abrazarlos otra vez, quiero que todo pase igual que vos. Sino tenes la capacidad de ser empático no hables, porque te escuchamos y duele. Duele muchísimo.

Todos podemos ser paciente alguna vez, no nos maltraten más, hacemos nuestro trabajo de la mejor manera, para vos, pero antes por mí y los míos. Gracias".

Dejá tu comentario