Peligro en la ruta: Dueño de Villa 8 deslindó responsabilidad por lo sucedido en Oliva

31 agosto 2017

Peligro en la ruta: Dueño de Villa 8 deslindó responsabilidad por lo sucedido en Oliva

Para Destacar

  • Franco Leonardo Arteta, propietario del boliche de Hernando, Villa 8, "negó tener algún tipo de responsabilidad y relación" con el micro que detuvo, en Oliva, la Policía, en la madrugada del pasado domingo, 27 de agosto.

Artículos Relacionados

Franco Leonardo Arteta, propietario del boliche de Hernando, Villa 8, “negó tener algún tipo de responsabilidad y relación” con el micro que detuvo, en Oliva, la Policía, en la madrugada del pasado domingo, 27 de agosto, y que transportaba gente joven al lugar de diversión, cuyo conductor que, se creía que estaba alcoholizado, en realidad sufrió un momento de intenso nervios por no tener el carnet de conducir cuando llegó al control policial, situación esta que no se comunicó, en tiempo y forma, a la totalidad del pasaje, (según admitió hasta el propio propietario de la unidad, el empresario villamariense, Fabián Alaniz, a nuestro diario digital) quienes al observar el comportamiento del trabajador del volante, por la situación planteada, lo menos que pensaron era que padecía una crisis de nervios y así lo hicieron saber a nuestros periodistas que se hicieron eco de lo sucedido.

Carta documento mediante, hecha llegar a la Redacción de Villa María Ya!, el empresario sostuvo que la vinculación con el hecho lo agravia y “desdibuja” la imagen del boliche de su propiedad (¿?)

Obviamente que la situación planteada no tiene ningún tipo de relación con Franco Arteta (foto) ya que el micro no es de su propiedad como tampoco lo es el transporte que presta el servicio, todos los fines de semana, parte de Villa María pero recién carga pasajeros en Tío Pujio, James Craik y Oliva, rumbo al lugar nocturno de su pertenencia en Hernando.

Como se informó los pasajeros quedaron varados un par de horas hasta que, desde Villa María, le alcanzaran el carnet al conductor de la unidad al chófer con lo cual siguió viaje llegando a la confitería bailable cuando faltaba un poco más de una hora para el cierre de la noche. Lo mismo le cobraron entrada según relataron un par de jóvenes.

Más allá de los calificativos despectivos con los que Franco Arteta se refiere a la información brindada, lo que llama la atención, lo cierto y no se puede negar -insistimos-, más allá que Villa 8 no tiene relación con lo ocurrido; es que el micro estuvo demorado, y con todo el pasaje a bordo, mayoritariamente desinformado sobre lo que acontecía, originándose una situación anormal y que generó preocupación y malestar por lo sucedía. Es a ellos a quienes se les deben pedir disculpas, tratar de remediar la situación. Hasta ahora este tipo de gestos aún no se habrían dado.

Para que quede claro. El micro estuvo parado por falta de carnet del conductor quien, ante tal situación, en un ataque de nervios (según, insistimos, relató Fabián Alaniz) y ante la falta de comunicación adecuada, para quienes estaban en el interior del coche, generó una imagen en estos que no se correspondía con lo que estaba sucediendo.

El empresario Arteta, -y lo repetimos una vez más- si bien es cierto no tiene nada que ver con lo sucedido, presumimos que conocía la existencia del servicio de micro que transporta jóvenes a su boliche aunque no tenga con quien lo prestaba contrato legal o vinculación comercial alguna. Seguramente (y es sospecha) ese conocimiento es lo que lo llevó a descalificar la información brindada además de verter opiniones injuriosas contra Villa María Ya! lo que está siendo analizado por nuestros asesores letrados para actuar en consecuencia.

Foto de Franco Arteta: Facebook personal.

 

 

31 agosto 2017