Perro electrónico: Proyecto de ordenanza pretende ponerle un chip a las mascotas

14 junio 2016

Perro electrónico: Proyecto de ordenanza pretende ponerle un chip a las mascotas

Para Destacar

  • Dos proyectos de ordenanza pretenden regular la fauna urbana, controlando la superpoblación y generando mecanismos para evitar el maltrato animal.

Artículos Relacionados

Ante las noticias que circularon por estos días, los concejales representantes del PRO y miembros del bloque Juntos por Villa María, Karina G. Bruno y Omar J. Coutsiers, presentaron un Proyecto de Ordenanza para crear un sistema de control de superpoblación animal.

“Para que sea un control equitativo y sea una cuestión de concientización” explicó el concejal Omar Coutsiers, se pretende “utilizar la prevención y esterilización quirúrgica como método de control poblacional canina y felina”.

Este Proyecto pretende “declarar a la Villa María como Ciudad anti sacrificio”. Con eso ayudar a prevenir y prohibir los actos de crueldad y maltrato a la vez que controlar su salubridad y reproducción con métodos éticos.

En concreto se trata de una campaña de esterilización masiva, sistemática, gratuita, temprana, extendida y abarcativa, a la vez que se promueve la adopción.

Maltrato Animal

Un segundo proyecto contempla “la creación del Albergue Canino Municipal, la creación del Programa de Sanidad Animal, la funcionalidad de la Sala de Atención Sanitaria Animal, el objeto del Fondo para la Preservación Animal”.

Este Proyecto consta de ocho capítulos, que abordan distintas temáticas como protección animal, autoridades de aplicación, la identificación de perros y felinos, las obligaciones, las fundaciones o asociaciones de protección animal, los animales domésticos, incluye yeguarizos y vacunos, régimen para los comercios que venden animales, infracciones y sanciones.

Un Chip para el perro

2Según Coutsiers proponen promover el “control electrónico” de la fauna urbana. Esto se hace por medio de “un chip que se le aplica al animal, que es totalmente inocuo, tiene el tamaño de un grano de arroz y se aplica en el cuello del animal”.

Esto “sirve para tener una base de datos donde figura el nombre del dueño, el nombre del perro, la práctica que se le hace la dirección y teléfono” por lo que “cuando uno encuentra un perro en la calle, con un scanner se puede tomar el número del chip y ese numero va a un sofware que le da todos los datos”.

Sobre su aplicación el concejal sostiene que “no queremos hacerlo obligatorio, es mas bien una sugerencia”.

Con este Proyecto de Ordenanza pretenden logar “una ordenanza que contemple todos los aspectos”.


Foto: Prensa Concejales PRO
Audio: Radio Líder 

14 junio 2016