Destacada Principal | pescados | peces | ambiente

Alertan no consumir los pescados del río: Algunos los venden

Surgió por la aparición de pescados muertos en las orillas del río, por lo que algunas personas los recolectaron para el consumo propio o para la venta

La Fundación Río Ctalamochita alertó que registraron una gran cantidad de pescados muertos sobre la costa del río, y por ésta situación algunos ciudadanos comenzaron a juntarlos para consumo personal o comercializarlos.

"La Fundación Río Ctalamochita pone en conocimiento a la comunidad del peligro para la salud que implica el consumo de ejemplares de dorados y sábalos capturados en nuestro Río", afirmaron en su cuenta de Instagram.

Que no te vendan pescado podrido

Luego de la aparición de pescados muertos en la costa, se conoció que la carga bactereológica que contendrían estos ejemplares sería de riesgo para la ingesta humana.

Además, en redes sociales varias personas publicaron que estaban vendiendo los pescados en grupos de compra/venta de Facebook, por lo que la asociación alerta sobre la situación.

El secretario de la fundación, Darío Dichiara, explicó ante la consulta de Villa María VIVO que la problemática puede ser que se ocasione por el bajo caudal del río. En ese sentido, afirmó que debería fijarse un mínimo nivel de “caudal ecológico” que permita, por un lado, diluir mejor los líquidos cloacales y de otros orígenes que son vertidos al río.

Pero también generar un ambiente más propicio para esas especies, ya que al tener mayor caudal, el agua amortigua mejor el impacto del frío de la superficie. Para lograr esto debería poder liberarse mayor cantidad de agua desde el dique Piedras Moras para subir el nivel de un río que actualmente se sitúa alrededor de los 5 metros cúbico por segundo.

Además, señaló que mientras esta situación continúe, y no lleguen las temperaturas y lluvias propias de la estación primaveral, es probable que sigan muriendo peces, y queden los ejemplares al alcance de personas que crean que pueden ser consumidos.

La recomendación de la fundación es no hacerlo, para evitar posibles intoxicaciones por causa de las bacterias y hongos que vienen detectando en esos ejemplares de sábalos y dorados.

Dejá tu comentario