Destacada Principal | Pfizer | vacuna | plaquetas

Acusa a Pfizer: Mi marido estaba sano y murió por esa vacuna

El obstetra Gregory Michael sufrió la destrucción de sus plaquetas sanguíneas. "Estamos investigando, pero no creemos que haya relación", señalaron desde Pfizer

La muerte del obstetra Gregory Michael, de 56 años, en los Estados Unidos, ha puesto en la mira a la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNtech, dado que el profesional la había recibido dos semanas antes y su esposa asegura que "estaba completamente sano". Para Heidi Neckelman, la muerte de su marido "está 100 por ciento vinculada a la vacuna, no hay otra explicación".

"Mi esposo estaba completamente sano, no tenía trastornos inmunológicos ni ninguna afección que pudiera haberle causado el cuadro de Púrpura trombocitopénica inmune (PTI) que terminó con su vida", dijo Neckelman citada por el Daily Mail. La PTI es una reacción inmunitaria que hace que el bazo destruya las plaquetas sanguíneas, vitales para el proceso de coagulación.

Lo cierto es que luego de aplicarse la vacuna de Pfizer el 18 de diciembre en Miami en el reconocido Hospital Mount Sinai, donde trabajaba, Michael presentó a los tres días numerosas manchas que indicaban sangrado bajo la piel en manos y pies. "Cuando descubrieron en Mount Sinai que sufría una falta aguda de plaquetas, le dijeron a Gregory que debía tratarse de un error, porque la cuenta de plaquetas había dado cero. Por eso le dijeron que repetirían el análisis, ya que los demás valores estaban normales, y que lo harían de manera manual para que el resultado fuera certero, pero cuando lo hicieron solo pudieron hallar apenas una plaqueta, cuando lo normal es que haya de 150 mil a 400 mil por microlitro. Entonces le dijeron a mi esposo que debía quedar internado y no podía ir a nuestra casa, porque su cuadro era increíblemente peligroso, y podría morir si sufría la menor hemorragia", indicó Heidi Neckelman.

FUENTE: Perfil

Dejá tu comentario