Destacada Principal | phubbing | celular | celular

Phubbing, esa manía de ignorar a los demás por el celular

Se llama Phubbing y el 57,5% de las personas admite haber sufrido esto en reuniones sociales en Córdoba. Algunos números de cómo afecta a la pareja.

Ya no asombra a nadie ver en un asado familiar a uno o varios de los participantes con la cabeza inclinada hacia abajo, dedos activos, atención imantada al celular, ignorando al resto de los presentes. La postal se replica en bares, aulas, cumpleaños, reuniones de trabajo y varios etcéteras. El fenómeno se llama phubbing, porque mezcla los vocablos en inglés phone (teléfono) y snugging (desprecio). Crece a la par que se masifica el uso de smartphones, que argentina ya supera el 89%. A la vista está.

Según un estudio de la Universidad Siglo 21 que data de inicio del 2021 (último detectado) citado por Télam , el 57,7% de las personas afirmó que sufrió este comportamiento en reuniones familiares o de amigos.

Explicación y alcance

Hay un motivo aparentemente claro. Los teléfonos inteligentes son multiplataformas con una oferta de aplicaciones capaz de encausar buena parte de los intereses sociales de las personas. Y esa potencialidad pone en jaque dos cuestiones tradicionales de la interacción humana.

Primero, jaquea la relevancia situacional de la persona que el usuario de smartphone tiene al frente. ¿Cuánto importa estar atentos al otro que está físicamente presente?

Segundo, hace rever el contrato de comunicación tradicional donde la interacción cara a cara tenía mayor valor que la interacción mediada. ¿Qué es más ofensivo para el interlocutor hoy? ¿No responder por estar distraído con el celular o marcar un ‘visto’ y no contestar rápido?.

El uso extendido de los servicios de mensajería online (Instagram, Facebook, WhatsApp y otros) parece generar una percepción de presencia continua, donde cada usuario siente que puede comunicarse con quien desea en casi todo momento.

Esa situación desemboca en la idea de que todos debemos responder con inmediatez, independientemente del contenido del mensaje, so pena de frustración o enojo del emisor. Máxime si el canal virtual permite saber si el mensaje fue leído o no.

De este modo la presencia física va perdiendo preponderancia ante la exigencia virtual, que ahora es igual de social y de punitiva ante la falta de respuesta. Es que cada persona es un nodos de la red y para que esa red funcione como funciona, esos nodos tienen que estar bien tirantes en su interdependencia.

Cómo afecta la pareja

Un equipo de especialistas de la Universidad Baylor de Texas realizó una investigación sobre los alcances del phubbing en la pareja, en 2019, con 453 casos. Los resultados muestran que el 36,6 por ciento de los entrevistados reconocieron haber sido ignorados por su pareja a causa del celular y afirmaron que eso les provocó “frustración”.

El estudio liderado por el psicólogo James Robert arrojó además que el 22,6 por ciento de ese tercio aseveró que tal situación ocasionó discusiones o conflictos en la relación, dañándola. Por supuesto que hay diferencias en las culturas y que en Argentina estos porcentajes pueden variar. Pero también es cierto que entre el estudio y hoy pasó una pandemia entre medio, y eso acelero la dependencias a la tecnología.

Ver: La chica popular y el fundamentalistas del Nokia 1100

ONG contra el Phubbing

Era de esperarse que surgieran manifestaciones contra este fenómeno. La expresión más conocida de esa resistencia se llama Stop Phubbing y fue fundada por Alex Haigh, un joven australiano de 23 años.

El sitio oficial del movimiento (www.stopphubbing.com) fue hackeado y ahora hay un sitio que alienta el uso del celular con contenido basura. Una paradoja...

Imagen1.png

Dejá tu comentario