Pirotecnia: Ordenanza alentó mercado negro y lo mismo se arrojó a pesar de estar prohibida

1 enero 2019

Pirotecnia: Ordenanza alentó mercado negro y lo mismo se arrojó a pesar de estar prohibida

A pesar de la ordenanza vigente que prohibe la comercialización y arrojar pirotecnia lo mismo se  la utilizó, por cierto que en menor cantidad que años anteriores, para darle la bienvenida al 2019.

Esta actitud de los vecinos convierte en letra muerta la ordenanza, al carecer de acuerdo popular, impulsada por la edil Karina Bruno y avalada por proteccionistas ultra.

En los barrios periféricos, como Las Playas y Evita, la pirotecnia se extendió por espacio de un poco más de diez minutos.

En esta oportunidad, como también sucedió en Navidad, no hubo personas heridas por la manipulación de los distintos productos de pirotecnia.

Un dato no menor. La Municipalidad no habilitó su comercialización pero lo mismo ingresó el producto por lo que la ordenanza vigente empujó la creación y generación de un mercado negro.
Otro dato no menor. Al ser Navidad, como Año Nuevo, no hubo agentes que controlaran si se incumplía la norma que debutó para estas fiestas. Mayoritariamente los villamarienses se tuvieron que contentar con seguirla cuando las grandes ciudades, transmisión de televisión de por medio e Internet, las arrojaban para darle la bienvenida al 2019.

La norma sancionada es un yerro. En lugar de educar y concientizar, prohíbe avalando una posición más que minoritaria de vecinos que logró imponerla y, estuvo claro, que no fue respetada ni avalada al carecer de consenso por parte de la opinión pública.

Otro dato no menor que conspiró contra la pirotecnia fue el costo de esta que, ante el golpe que tiene el poder adquisitivo de los salarios, ha quedado accesible sólo para los que disponen de recursos.

Foto: Gentileza vecino lector de Villa María Ya! barrio Guemes. Tomada a minutos de haber comenzado el nuevo año.

1 enero 2019