Judiciales |

Planta de tratamientos de efluentes cloacales: La causa judicial en un laberinto

 

La causa judicial sobre irregularidades en la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales de nuestra ciudad es investigada por la Fiscalía a cargo de Silvia Maldonado.

Después de apartamientos y recusaciones varios, (que explicamos por separado), la fiscal Maldonado dispuso distintas medidas, entre las que se destacan un pedido de informes a la Policía Ambiental para saber cómo continúa el expediente administrativo; informe y documentación al Concejo Deliberante; inspección judicial en la planta depuradora; informes al hospital Pasteur y al hospital Ceballos de Bell Ville para conocer la posible existencia de pacientes con síntomas de contaminación.

Además la Fiscal señaló que se dispuso que el departamento de Química Legal proceda a tomar muestras de las aguas del río Ctalamochita.

Explicó Maldonado que estas medidas habían quedado en stand by ante una nueva recusación presentada por la Asamblea contra la Corrupción, pero remarcó que la Fiscalía General de la Provincia dispuso que continúe al frente de la investigación.

La Fiscal Maldonado dijo que “por el momento, la investigación es de nuestra Fiscalía, de todas maneras se planteó ante el Juzgado de Control para que resuelva si es viable o no la situación planteada por la Asamblea.

 

Los vericuetos de la Justicia (Tómala vos, no me la des a mi) 

Las  actuaciones datan del 2015 y se labran  con motivo de la puesta en conocimiento efectuada por Rinaudo, en su carácter de interventor de Policía Ambiental  de la Provincia de Córdoba.

Policía Ambiental advirtió que líquidos cloacales eran vertidos al río sin su correspondiente tratamiento.

La causa fue girada de Córdoba a Villa maría. La recibió la Fiscalía de la Dra. Maldonado, pero por la fecha en que se le dio entrada la competencia correspondía a la Fiscalía del Dr. Atienza, quien se apartó de entender en la causa. El expediente fue girado entonces a la Fiscalía de Tercer Turno, cuyo titular era el ahora jubilado Daniel Del Vo.

En ese momento Interviene como actora en la causa la Asamblea contra la Corrupción que plantea la recusación de las tres fiscalías, por lo que el expediente viaja a Fiscalía General de la Provincia (Córdoba). Desde allí fundamentan la orden para que la Fiscalía de Maldonado se haga cargo de la causa. (Vuelve el expediente a la ciudad).

Cuando se comenzaba la investigación, miembros de la Asamblea contra la Corrupción se presentan como querellantes particulares, denunciando además de la contaminación ambiental, estar en presencia de una estafa por parte de la Cooperativa de agua. Puntualmente hacían referencia al cobro a los frentistas del canon por el mantenimiento de la planta depuradora, cuando esta no estaba en funcionamiento.

La fiscal Maldonado no hace lugar a la presentación, al sostener que no es procedente la constitución en querellantes particulares,  por lo que es nuevamente recusada por la Asamblea contra la Corrupción.

El expediente viajó entonces al Juzgado de Control de la sede de los Tribunales locales encargado de resolver ante una recusación de un ministerio público. Allí no se le hizo lugar al planteo, por lo que el “dossier judicial”, después de haber recorrido un largo camino y sumar  sellos de todos los colores volvió a las manos de la fiscal Maldonado. (La pregunta del millón es ¿se empezará a investigar o continuará el “pasamanos” del expediente por los ámbitos judiciales?).

 

Dejá tu comentario