Destacada Principal | poesía | cielo | historia

La poesía de luto: Falleció Geroma Prado

La poesía local perdió una gran referente el sábado, cuando falleció Geroma Prado, una gran poeta local

A los 84 años y por sufrir una enfermedad coronaria, falleció el sábado Geroma Prado, una referente de la poesía local y durante mucho tiempo fue miembro de las diferentes comisiones de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE).

Fuera de la escritura, en tanto, se la recuerda porque, en 2012, se casó con el exintendente de la ciudad Horacio Cabezas, a quien acompañó hasta su deceso, en 2017.

Prado le escribió a diferentes personas y lugares de Villa María y Villa Nueva, como sucedió, por ejemplo, con un conocido poema a la calle honda, de la vecina ciudad.

Además, desde la SEDE despidieron a la referente desde la red social facebook con un escrito lleno de citas y cariños para Prado.

"Esa poeta con citas de amor y cariño, ya no está entre nosotros", escribió. "La recordaremos con su sonrisa, siempre a flor de la vida. Dios te ha venido a buscar y nosotros te guardaremos en nuestro corazón como un tesoro bordado con tinta y perfume a imprenta", expresó la sociedad en facebook.

WhatsApp Image 2021-03-01 at 10.36.38.jpeg

Además, en tiempos donde el feminismo no era tema común, Geroma escribió “Mujeres en la historia de nuestras Villas”:

Bajo el mismo cielo

tachonado de estrellas

con el mismo sol

tostando su frente

compañeras inseparables

del varón fueron ellas

gringas, castellanas

aborígenes, siempre

presentes.

Todo pueblo

tiene su historia

y nuestra zona la suya

desde el aborigen

que habitó este suelo

al primer europeo

que dejó su huella.

Del que con sus manaos

marcara las calles

al primer maestro, doctor

cura, juez de Paz o carpintero.

Todos están en su historia,

pero, ¿y qué de sus mujeres?

¿Dónde figuran las que

a sus hombres acompañaron?

madres, esposas, hermosas.

¿Qué de las soldaderas?

que la historia no las

menciona

y sus nombres olvidaron.

No se mencionan

no existieron

pero todos sabemos

las heroínas que fueron

que concierto aire de

olvido

sin quererlo, así nomás

sus nombres desaparecieron

Pero... ¿de dónde nacieron?

¿En qué cuenco germinaron?

Siempre en su puesto estuvieron

conteniendo, curando heridas

perfumando el rigor de las

patriadas

¿Quiénes los amaban?

¿Quiénes sin descanso fueron

candil, abrigo, remanso,

compañeras infatigables?

Desde el génesis del tiempo

si no hubiese sido por ellas

no tendrían “nuestras villas”

la Cruz del Sur en su estrella.

Fue la mujer compañera

de los hombres probos

que hicieron día a día

ésta, nuestra tierra

mas no hay calles con

sus nombres

ni una placa, ni un recuerdo

pero sí... todos sabemos

que ellas su sangre entregaron

y sus huesos y cenizas

vuelan sutiles al viento

fertilizando este suelo.

Dejá tu comentario