Destacada Principal | policía | robo | Ladrón

Policía rechazó botín millonario que le ofreció el ladrón

"No voy a perder mi honradez por plata", le respondió al intento de soborno el policía que frustró el robo a la Tienda Los Ángeles de Córdoba Capital.

“Sólo hice lo que corresponde a un funcionario público”, responde con humildad el oficial principal Marcos Arce, cuando se le pregunta por su actitud de rechazar el botín millonario que le ofreció el ladrón que estaba apresando. El policía cordobés hace referencia al robo que frustró el domingo último a la tienda Los Ángeles, ubicada en la peatonal Rivera Indarte 160, de la ciudad capital.

En el procedimiento se detuvo a cuatro hombres y recuperó de la totalidad del dinero robado que superaba los 11 millones de pesos.

Según detalló Arce ante el cronista de Córdoba Ahora, durante la madrugada del domingo “ingresó un llamado al 911 por ruido en los techos. Me constituí en el lugar acompañado por otros tres efectivos porque evalué de precaución dada la envergadura del hecho. Dimos con los sujetos que se fugaban: tres se escondieron en un edificio abandonado que tiene ingreso por Avenida Colón y otro escapó a la peatonal por los techos. Ese cuarto delincuente fue capturado a metros del lugar del robo y los otros dentro del edificio”.

Dentro de ese lugar abandonado se desarrolló el intento de soborno que rechazó el oficial y tomó estado público. “Me propuso que me quedara con todo el dinero y los dejara dormir ahí. Le dije que estaba loco, que tengo los borceguíes gastados de tanto trabajar todas las noches y no iba a perder mi honradez y honestidad por plata. Morí pobre y voy a morir pobre”.

Luego detalló que “le puse las esposas y continué con el procedimiento que corresponde y gracias a Dios están alojados donde deben estar”.

Desde que trascendió la anécdota, Marcos Arce recibió una gran cantidad de felicitaciones tanto de la institución policial y la fiscalía, como de compañeros y vecinos. Pero el policía, papa de un nene, reflexiona: “Yo estoy formado para este tipo de acontecimientos. Todos los días cuando vengo a trabajar pienso qué pretendería yo, si fuese civil, de parte de un policía. A eso le sumo los valores que me inculcó mi familia y lo que me enseña la Institución día a día”.

“Pero no soy el único que actúa así en la Policía. Tengo compañeros que todos los días son protagonistas de hechos similares y proceden de igual manera. Me siento orgulloso de ser parte de esta institución”.

Dejá tu comentario