Policías choros: Fueron las llamadas telefónicas las que “hundieron” a Benavidez

5 noviembre 2019

Policías choros: Fueron las llamadas telefónicas las que “hundieron” a Benavidez

Una vez más un policía resultó condenado por participar de un robo. En la jornada de ayer Matías Ezequiel Benavidez recibió la pena de cinco años de prisión por liberar la zona para garantizar el éxito de un asalto. Si bien la defensa cuestiona las pruebas, la fiscalía sostuvo que son contundentes.

Benavidez es un agente policial de 28 años y que vive en barrio Los Olmos de Villa Nueva. Su acusación estaba agravada por dos razones, una es el uso de armas y la otra es que se trata de un integrante de la fuerza que debe proteger a los vecinos.

Este juicio fue una segunda parte del juicio en el que se condenó a la totalidad de la banda por un robo sufrido por la familia Aguzzi, en su casa de calle Dean Funes.

Todos condenados

En esa primera parte todos los otros participantes confesaron y fueron condenados, incluidos quienes entraron a robar, ataron y robaron a la familia, y el policía Gonzalo Gatti, que hacía de campana en la puerta garantizando que no hubiera otro policía cerca.

Benavidez dijo que no había participado y no iba a confesar, por eso no participó de aquel juicio y su audiencia se realizó ayer. Llegó defendido por Marcelo Martin Silvano y su hijo Alfonso Martin.

Cambio referí

El fiscal no fue Francisco Márquez, que está abocado a una megacausa que comienza el lunes y no puede tener audiencias en la semana, sino que actuó quien fue el fiscal de instrucción que investigó el caso, René Bosio, quien desgranó una a una las pruebas que comprometían al acusado.

La defensa sostenía que no había pruebas concretas, pero el fiscal sostuvo que el uniformado estaba a bordo de uno de los móviles que circulaban por la ciudad esa noche y lo desvió para facilitar el robo. El otro móvil estaba afectado a una fiesta por lo que sólo quedaba un vehículo para patrullar toda Villa Nueva.

Las llamadas

En el momento del robo se detectó el intercambio de llamadas entre los uniformados. Mientras los ladrones estaban por salir Gati llama a Benavidez y como no le contesta, llama a quien iba al lado, quien le dice “ya te paso con el gordo”.

Gustavo Casabona, el autor intelectual del robo era investigado junto a Gatti por la Justicia Federal, que sospechaba que uno era narcotraficante y el otro lo alertaba cuando iba a haber un procedimiento. Por ende sus telefonos estaban intervenidos.

Por tacaño

Al día siguiente del robo Gatti le dice a Casabona “el gordo quiere su parte”. Como Casabona no quería pagarle, Gatti lo justificó diciendo que “el gordo atendió el teléfono y sacó el móvil”, asegurando así que el único patrullero liberaba la zona.

Esto resultó concluyente para el Tribunal que le impuso una pena de 5 años, que es aún mayor que la que recibió el autor material del hecho.

Audio: Informe de Patricia Gatti para Radio Líder Argentina

Policías Chorros: Cinco años de prisión para Benavidez por liberar la zona en el robo a la familia Aguzzi


Foto: Redacción VillaMaríaYa! 

 

 

5 noviembre 2019