Por la tarifa social de EPEC: Peresutti le pidió una mano a Costa y no se la da

Desilusionada. Así quedó (tras el dialogo telefónico, la semana pasada), con Raúl Costa (foto) la Auditora General, Alicia Peresutti quien le había llamado para peticionarle que se sumara, como dirigente peronista y amigo del gobernador, además de funcionario en Lotería de Córdoba, a la campaña que se está llevando para lograr que la EPEC imponga tarifa social a clubes, ONG, sindicatos, jubilados.

Si bien el dialogRaúl Costa, ex secretario de Ambiente de Córdoba o telefónico fue amable y cordial Peresutti, elegantemente, habría recibido de su interlocutor la negativa ante el pedido “Raly. ¡Danos una mano!”.

La petición se basaba en gestos de buenos oficios con el directorio de la EPEC, y con funcionarios del gobierno provincial, para lograr que la tarifa social de la empresa de energía llegue a más usuarios como por ejemplo a los clubes de baby fútbol, sindicatos, iglesias, etcétera.

Peresutti interiorizó a quien fuera ex candidato a intendente sobre la necesidad de la reglamentación de llamada Ley “Baldassi” pero hasta tanto se concrete reclama al oficialismo cordobés, ante el excesivo incremento de la tarifa por parte de la EPEC, de “gestos de buena voluntad para favorecer a clubes, sindicatos, iglesias.

Tras la actitud asumida por su interlocutor la Auditora General analiza directamente ir a golpearle las puerta del despacho del gobernador, Juan Schiaretti, para interiorizarlo de la coyuntura planteada y obtener de el una decisión sobre el particular.

Un dato no menor. Alicia Peresutti en su acción contra el tarifazo por el gas domiciliario y la necesidad de implementación de una tarifa social por parte de la EPEC, en términos de respaldo político, fueron pocos  quienes se lo dieron. Martín Gill ( lo hizo a través de su Facebook), Eduardo Accastello (personalmente) y el edil Carlos De Falco -que en su carácter de abogado- es quien redactó el recurso de amparo colectivo que se presentó ante el juez Federal, Roque Rebak. El resto del oficialismo (schiarettistas incluidos) y la oposición en su totalidad como así también la legisladora, Nora Bedano, – más la dirigencia sindical y empresarial, por ejemplo- la dejaron sola y se dedicaron a observar, desde la tribuna, como le va a la auditora en su lucha. No hubo compromiso público alguno. Se desentendieron del problema.

 

Foto  C20.com.ar

Dejá tu comentario