Destacada Principal | ProA | Provincia | Grahovac

Empresa que construye las Proa fue multada en $13 millones

Obras Públicas detalló los incumplimientos de la firma constructora de las escuelas Proa. Un arbitraje mediador le impuso una multa de $13 millones

Al tema lo pusieron en agenda los estudiantes de la escuela Proa de la UTN. Con su movilización recordaron que no tienen clases hace casi dos semanas, y que no habían tenido novedades sobre su futuro. Quienes estaban más preocupados son los que cursan le último año y no sabían que iban a hacer.

Este reclamo desencadenó una serie de hechos que desnudó la trastienda de porqué no se terminaron las escuelas Proa en Villa María, que llevan más de dos años de atraso cuando ya fueron terminadas otras como la de Laboulaye, Rio Cuarto, Transito, entre otras. La llegada del ministro de Educación, Walter Grahovac, a supervisar la obra y su sorpresa al no ver a nadie trabajando transparentó el conflicto que la provincia tiene con la firma Makiber, encargada de la ejecución.

Quien explicó lo que está pasando es el contador de Obras Públicas de la provincia, Manuel Grahovac. Según indicó, de 34 escuelas Proa que debía construir Makiber en la provincia, sólo entregaron tres. Están haciendo un seguimiento continuo y cada semana inspectores viajan a ver los avances de obra.

Pero las cosas fueron mal de entrada. Empezaron la ejecución un año más tarde y por cuestiones administrativas y cambios de dueños ya llevan más de dos años de atraso.

"Empezamos con el libro de obra, si se notan demoras no aceptables o no consensuadas o falta de trabajadores, se aplica una comunicación a través de una cédula de notificación que tiene la fuerza de una carta documento. Es una intimación", explicó. Y fueron tantas las intimaciones que "en noviembre se aplicó una multa de 13 millones de pesos que no es por una demora en particular, es porque aplicamos varios ítems por todas las faltas".

Ante la consulta, Grahovac dijo que la empresa recurrió el fallo del arbitraje "pero no tienen posibilidad de apelar porque estaban todas las pruebas".

"Lejos de quedarnos tranquilos seguimos inspeccionando. A la nueva conducción le dimos un ultimátum con ciertas fechas, sino cumplen ya tenemos varias cédulas de notificación y multaremos", sentenció.

"Nosotros más que nadie queremos entregar las escuelas", enfatizó.

Ante tantos inconvenientes se consultó sobre la posibilidad de dar de baja el contrato, pero la provincia no lo considera una opción: "Se puede, pero no lo tenemos como opción. Las tenemos que terminar a las escuelas y nunca rompimos el canal de diálogo porque hay un crédito internacional en el medio y hoy Argentina no es sujeto de crédito. No podemos dar de baja y volver a sacar un crédito", explicó.

Y recalcó que no tuvieron inconvenientes con otras firmas, ni con otras obras, sólo con la encargada de las escuelas Proa.

GRAHOVAC-HIJO vale.mp3

Dejá tu comentario