Sociedad |

¿Quién conduce el Pasteur? Cohen viene poco y nada. El gobierno aún no eligió nuevo director

Fuentes del hospital le informaron a Villa María Ya! que el Pasteur está sufriendo una acefalía en la práctica. Como ya anticipáramos el infectólogo Julio Cohen, no ve las horas de irse, por lo que cada semana viene menos días al nosocomio ( antes lo hacía 3 jornadas). Está cansado y señalan empleados de la institución que “no aguanta más”.

De acuerdo a lo previsto por el Ministro de Salud, Francisco Fortuna, el médico cordobés que reemplazó a Luis Seggiaro, venía por 4 meses ( que se cumplieron en noviembre) y luego iba a ser reemplazado por otro profesional en la dirección. Hasta ahora no pasó nada.

En verdad se realizaron entrevistas a médicos del Pasteur, entre ellos la reconocida diabetóloga Nuria Reynoso, pero todo quedo ahí. Las mismas fuentes indicaron que la mujer tendría todas las condiciones para hacerse cargo de conducir el nosocomio, pero tras  el ofrecimiento, no la volvieron a convocar.

Otro de los nombres que sonaba era el de la Jefa de Guardia, Mariana Damia, pero quedó descartado.

Asimismo nuestro diario digital pudo saber que la bioquímica Liliana Abraham , que cumplía tareas como secretaria técnica de Cohen, ya no se encuentra en ese lugar. Nadie sabe cual es su nuevo rol.

Por otra parte, el vicedirector Javier Rojo, cada día tiene menos contacto con el personal, trabaja dentro de una oficina y da pocas respuestas a los problemas , durante los días en que Cohen no viene, que son la mayoría. Incluso semanas atrás en el marco de una asamblea fue increpado por un profesional médico, que le preguntó ¿ Qué rol cumplía?.

Así dadas las cosas, lo prometido por el Ministerio de Salud, tras la salida de Seggiaro, no se ha cumplido. Si bien hubo ingreso de nuevo personal, no fue el que necesita el nosocomio para hacer frente a las miles de demandas de toda la región. Tampoco se ampliaron los horarios de atención, siguen las dificultades con los turnos y la falta de insumos.

Sin duda que un hospital de categoría, con la nueva estructura edilicia que costó millones de pesos y generó grandes expectativas, merece un mayor compromiso de las autoridades.

Muchos de los profesionales – médicos y enfermeras- se hacen cargo de situaciones que los desbordan, porque le compete al personal jerárquico, que lamentablemente, está dejando mucho que desear.

Hacemos votos para que el Pasteur encuentre su cauce y las autoridades políticas designen al más idóneo para conducirlo: La población lo necesita!

Dejá tu comentario