Destacada Principal | robos | condenado | crack

Condenado por múltiples robos a lo largo de la pandemia

Jorge Rodrigo Pascual (20) fue condenado a 3 años de prisión. Confesó el consumo de crack y aceptó los múltiples hechos que cometió entre el 2020 y el 2021

La Justicia de Villa María condenó a tres años de prisión a un joven de 20 años que, entre octubre de 2020 y septiembre de 2021, cometió una serie de robos. El juicio se llevó a cabo en la Cámara del Crimen de nuestra ciudad. El condenado es Jorge Rodrigo Pascual, quien relató que, en libertad consumía a diario crack que "es lo que me llevó a estar acá”, se lamentó.

Los hechos por los que llegó acusado fueron varios. En 2020, ingresó, junto a un cómplice, a la casa de una mujer de Villa Nueva para robarse cinco garrafas de gas. En febrero del año siguiente, en otra vivienda de la misma localidad, se llevó una patineta eléctrica y un par de zapatillas que estaban guardadas en un garaje. En esta ocasión, fue interceptado con los elementos robados y aprendido.

Cada vez que esto ocurría, manifestaba su ira contra los policías. En ese caso, empujó y tiró golpes contra los uniformados. Pero no fue la única vez.

En los otros hechos, ingresó a una panadería y robó algunos elementos con los que fue sorprendido por la Policía y aprehendido.

En julio de 2021, fue a otra casa de Villa Nueva ingresando por una tapia. Del interior de la vivienda se quiso llevar una mochila y un par de zapatillas, pero fue sorprendido por el dueño de casa, a quien hirió levemente con un cuchillo.

La seguidilla de hechos continuó en septiembre del año pasado, cuando robó de un galpón ubicado en el barrio Los Olmos de Villa Nueva una máquina de cortar césped, una moto guadaña y otros elementos. Fue sorprendido y después de huir por los patios de diferentes casas, finalmente fue aprehendido. En esa ocasión, estaba incontenible: golpeó a los policías, pegó en el móvil con su cabeza y tiró cabezazos al comisario de Villa Nueva, por lo que resolvieron trasladarlo a la Alcaldía de Villa María, donde permaneció alojado hasta ser trasladado a la cárcel.

Desde allí, compareció en el juicio este joven limpiavidrios y changarín, quien nació el 22 de diciembre de 2001, vivió en Villa Nueva y luego en el barrio Carlos Pellegrini de nuestra ciudad, hasta que fue apresado.

Llegó a la audiencia defendido por la asesora letrada Silvina Muñoz. El juicio tuvo el trámite abreviado, porque confesó los hechos y finalmente, el juez Félix Martínez le impuso la pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo por los delitos de robo calificado por escalamiento, robo reiterado (tres hechos), violación de domicilio reiterada, resistencia a la autoridad reiterada y hurto simple.

Dejá tu comentario