Destacada Principal | San Francisco | Animales | justicia

San Francisco: condenado por no alimentar a sus perros

Linda y sus 6 cachorritos sufrían desnutrición y maltrato, saliendo esto a la luz en diciembre de 2018 en San Francisco. Finalmente, la justicia actuó.

Linda y sus 6 cachorritos sufrían desnutrición, maltrato y abandono, saliendo esto a la luz en diciembre de 2018 en San Francisco. Finalmente, luego de 2 años y medio, la justicia condenó al dueño de los perros.

La justicia determinó que el hombre les causaba "sufrimiento innecesario" a los animales; además, el antecedente del Caso Chocolate resultó fundamental para la condena. El juicio se desarrolló en la Cámara Criminal y Correccional de Tribunales de San Francisco

Sebastián Gutiérrez tenía a sus mascotas en su vivienda de la localidad de Freyre, ubicada a pocos kilómetros de San Francisco. El hecho fue descubierto el 15 de diciembre de 2018, cuando denunciaron que los animales estaban en estado de extrema delgadez y posible deshidratación.

Según la organización animalista Fundación Bío Animalis de San Francisco, querellante particular en la causa, el condenado "deberá realizar trabajo comunitario a favor del Refugio Canino del municipio de Freyre y realizar un taller de concientización y respeto hacia los animales a cargo del Instituto de Derecho Animal de San Francisco, el cual debe ser aprobado".

Además, tendrá la prohibición de tener animales mientras dure el taller y condicionado a su aprobación, prisión de 20 días condicional, entrega definitiva de los animales víctimas a favor de Fundación Bio Animalis y quedar sujeto durante 2 años al Patronato de Liberados y Juzgado de Ejecución Penal de la ciudad de San Francisco.

Caso Chocolate

En 2017, también en San Francisco, el maltrato sufrido por el perro Chocolate, seguido de su muerte, conmocionó a la Provincia. Esa fue la primera vez que una causa por maltrato y crueldad animal llegó a debate oral y público ante la Cámara del Crimen en San Francisco. Esta vez, fue la segunda.

Chocolate había sido despellejado vivo, y su calvario generó marchas en distintas localidades de Córdoba por parte de sectores ambientalistas y a favor del derecho de los animales, quienes exigían que se modifique la ley 14.346.

Dejá tu comentario