Judiciales |

Se fue y clavó a todo el mundo: Empleados y proveedores estafados

Los empleados de una empresa gastronómica, que funcionaba bajo la franquicia de Lomitos 2×1 denuncian que fueron estafados junto con los proveedores del local. Los dependientes iniciaron acciones legales para intentar cobrar lo que se les adeuda.

Michael Sanchez, uno de los empleados despedidos explicó que “la mayoría no estaba en blanco, yo dos o tres personas más si, pero sólo medio día, no nos estaban pagando ya el sueldo de ley. Quedaron adeudando dos meses a la mayoría”. Los empresarios, de apellido López, serían de Villa Carlos Paz.

Sin sueldo ni aguinaldo

Los propietarios identificados por los empleados

Por eso “decidimos iniciar acciones legales. A mi me deben tres aguinaldos, hay otros que les deben ya cinco aguinaldos, hacia dos años y medio que estaban trabajando”. “No nos respondieron, por lo que nos dimos por despedidos y nos tienen que pagar las indemnizaciones que corresponden”.

“De los cuatro locales que tenían cerraron tres, se quedaron con uno solo, que estaba ubicado en la calle Entre Ríos 765 y se habían quedado con dos empleados. Se que habían tomado más gente y se fue por lo mismo, por falta de pago”.

Cambio de nombre

Ese único local funcionaba bajo la denominación Gepetto´s desde el mes de agosto, pero “el viernes a la mañana las dos empleadas que quedaban se presentaron a trabajar y cuando llegaron al local se toparon con que el local de calle Entre Ríos estaba vacío, ellos a la madrugada se habían llevado todo lo que estaba en el local y habían desaparecido de la ciudad”.

Colgaron a todos

Al irse “dejaron deuda con proveedores, por prestamos y no pagaron nada. A estos chicos les avisaron con un mensaje de texto que se iban a reunir pero no paso nada”. “A ellos -en referencia a los exempleados- les escriben los proveedores y no tienen respuesta”. “Dejaron deudas de verdulería, el huevero, la carne que eran 8 mil pesos el último pedido, los chicos de los prestamos, el chico de las papas me escribe todos los días para saber si se algo”, explicó otro de los empleados.

La empresa llegó a esta situación porque “dejaron de hacer publicidad, dejaron de prestarle atención a los locales, como que a ellos no les interesaba que a los locales les fuera bien”.

No tengo nada

“Estaban en todo momento diciendo que total nadie les iba a poder sacar nada porque tenían los bienes enajenados”, destacó Sanchez.

Pero todo sucedió “en un principio es un mal manejo del negocio, pero después con el tiempo nos dimos cuenta que era una maniobra, porque decían que no les iban a poder sacar nada”.

Los empleados “esperamos una respuesta por parte de ellos, mínimo que tengan la consideración de pagarnos los meses trabajados, hay chicos que les deben desde julio, a mi me deben agosto y septiembre”, concluyó.

Audio: Declaraciones de Michael Sanchez para VillaMaríaYa!


Foto: Google Maps y Michael Sanchez

Dejá tu comentario