Destacada Principal | secuestro | chiste | vendedores ambulantes

El intento de secuestro fue un chiste que salió muy mal

Tras la liberación de los vendedores ambulantes, la fiscal Maldonado aportó detalles del caso. No podrán entrar a la ciudad hasta que se resuelva la causa

Tras confirmarse la liberación de todos los detenidos por el caso del presunto secuestro en pleno centro, la fiscal Silvia Maldonado explicó algunos detalles relacionados con la causa, y una cuestión habría quedado muy clara: fue un "chiste" que se salió muy mal, se fue de las manos y terminó con pésimas consecuencias para los imputados.

"Los imputados declararon y negaron los hechos. Expresaron que nunca estuvo en sus intenciones privar a nadie de la libertad, lamentaron todo lo ocurrido. Reconocieron que uno de ellos a modo de broma dijo lo que dijo, en oportunidad de bajarse del auto buscando hospedaje en un hotel céntrico, pero nunca dimensionaron que terminaría de esta manera. Por eso se sorprendieron cuando fueron detenidos, procedimiento al cual no opusieron ninguna resistencia", detalló la funcionaria judicial a Villa María Ya!

"Durante la investigación se constataron sus domicilios y en cada uno de ellos sus vecinos dijeron conocerlos y saber que se dedicaban a la venta ambulante y que tienen buen concepto de ellos, como gente trabajadora. En cuanto a sus antecedentes no tenían antecedentes computables, el vehículo no presentaba ninguna anomalía, fue registrado, solo se encontraron efectos personales y ollas y anotaciones referidas a eso", siguió.

Los imputados aportaron todo el tiempo a la investigación: "Sus celulares fueron secuestrados y analizados, incluso a los fines de colaborar con la investigación aportaron los patrones de bloqueo para su análisis, solo se encontró mensajes relacionados a la venta ambulante de mercadería. En la vereda del hotel donde fueron detenidos, uno de ellos había averiguado y cómo había espacio allí se iban a hospedar para luego dedicarse a la venta de la mercadería que traían, allí uno de ellos dio incluso vía web sus datos personales y el dominio de su vehículo al hotel en cuestión, los cuales eran correctos y que fue el lugar donde personal policial los aborda en momentos en que se encontraban bajando sus pertenecías personales".

"En ningún momento hubo intento de fuga o resistencia al procedimiento policial. Por lo que, llegada la oportunidad de reexaminar su situación procesal, y no surgiendo riesgo procesal, es decir no surgiendo riesgo de entorpecimiento de la investigación ni de fuga, se dispuso su libertad con la prohibición absoluta de contacto, como así también la restricción de ingresar a la ciudad hasta que la causa sea resuelta de modo definitivo", expresó.

Queda claro que el chiste terminó siendo una mala idea que terminó muy mal para los vendedores ambulantes que, aunque en libertad, todavía siguen acusados de presunta privación ilegítima de la libertad.

Sobre la prisión preventiva

Finalmente la fiscal aclaró el criterio que prima sobre la prisión preventiva: "Cabe aclarar que la prisión preventiva se asienta sobre dos ejes centrales. El primero es que el objetivo de esta medida es asegurar que el proceso penal pueda desarrollarse y el segundo el respeto a los derechos humanos, que supone el debido proceso, la presunción de inocencia, el derecho y el acceso a la justicia, principios que constituyen el límite mínimo para la aplicación de la medida privativa de la libertad, que es excepcional y debe ser proporcional, para no convertirse en un castigo anticipado", sintetizó.

Dejá tu comentario