Destacada Principal | segunda ola | trabajadores | salud

Segunda ola: Gremios denuncian situación límite en salud

El SEP y la UTS reclamaron la urgente designación de más personal en los hospitales públicos y ante la gravedad de la segunda ola de contagios de Covid – 19.

Los gremios de Córdoba que nuclean a los trabajadores del sector de la salud pública coincidieron en advertir que están atravesando una “situación límite” derivada de la fuerte escalada de contagios de Covid-19 y del crecimiento en la demanda de atención en medio de la segunda ola, sobre todo en lo que respecta a las camas críticas.

UTS, Unión de Trabajadores de la Salud, apuntó contra las autoridades por actuar “como si la pandemia no afectase a Córdoba”.

En tanto, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) reveló que la mayor tasa de infectados “ha puesto a los trabajadores de los hospitales provinciales en una situación límite”.

Al respecto, el gremio explicó que “aunque la Provincia aumenta las instalaciones fijas o móviles para ampliar la atención de la creciente demanda, lo hace sin incrementar en la medida necesaria las dotaciones de personal”.

“No sólo es insuficiente la dotación de médicos y enfermeras, sino que lisa y llanamente no se cubren los puestos de camilleros, choferes y administrativos”, advirtió el sindicato en un comunicado. A modo de ejemplo, mencionó que en el hospital Rawson la dotación total de personal “es menor a la que contaba antes de la pandemia”.

Frente a este cuadro de situación, el SEP reiteró el reclamo al gobierno de Córdoba “para que acelere y refuerce la designación del personal imprescindible”. Al mismo tiempo, manifestó su “más amplio apoyo a los delegados que en cada hospital expresan la voz de sus representados”.

“Maltrato inédito” en los centros de vacunación

La Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) alertó que el sistema de salud está “al borde del colapso”, por lo que exigió “un giro de 180 grados en la política sanitaria”.

Por tal motivo, reiteró que “el Gobierno debe escuchar a las y los trabajadores de la primera línea”.

“Hasta los trabajadores que se desempeñan en el operativo de vacunación tienen que soportar un maltrato inédito: no se los ha vacunado a la mayoría, se les paga poco (alrededor de $ 20.000 mensuales) y con grandes retrasos”, indicó.

Dejá tu comentario