Destacada Principal | sequía | trigo | millones

La sequía dejó la peor campaña de trigo de la historia

Por la sequía, Córdoba perderá casi 3 millones de toneladas de trigo con respecto a las 4,62 millones de toneladas de la temporada 2019/20

Según advirtió la Bolsa de Cereales de Córdoba (Bccba), los cultivos invernales en la provincia mediterránea atraviesan la peor campaña de la década como resultado de la sequía y del contexto climático adverso entre los meses de agosto y septiembre pasado.

Al comienzo de la campaña actual, se esperaba una performance con resultados de récords históricos de producción para el caso del trigo, pero la descomunal sequía cambió los planes.

La producción de trigo alcanzaría 1,7 millones de toneladas, lo que representa un feroz recorte del 63% en relación con el ciclo pasado.

Significa casi tres millones de toneladas menos con respecto a las 4,62 millones de toneladas de la temporada 2019/20. También un millón de toneladas de diferencia frente al pronóstico original de la entidad , que indicaba una producción esperada de 2,8 millones de toneladas.

Más del 70 por ciento de los lotes luce un estado entre regular y malo, que llevará a que solo se coseche el 79 por ciento de la superficie sembrada.

Compartir

Se detalló, además, en el documento, que las lluvias de agosto y septiembre fueron un 62% inferiores al promedio histórico (2007-2020). Es por este motivo, que se cuenta con un escaso contenido de agua en los suelos y, para los próximos días, no se prevén precipitaciones de importancia en la provincia de Córdoba.

Para el trigo, la entidad cordobesa detalló que el rendimiento promedio estimado por hectárea fue de 17,3 quintales (qq), representando un 42% menos que la anterior campaña, convirtiéndolo en “el más bajo de la década”.

El devastador efecto que ha tenido la falta de agua en los cultivos muestra que en el comienzo de la campaña se esperaba una siembra de 1,48 millones de hectáreas. Finalmente, fueron apenas 1,2 millones las hectáreas sembradas, unas 400 mil menos que las 1,64 millones del ciclo pasado. Además del consecuente deterioro para los cultivos debido a la sequía, más del 70 por ciento de los lotes luce un estado entre regular y malo, que llevará a que solo se coseche el 79 por ciento de la superficie sembrada.

En cuanto al estado fenológico actual de los cultivos, el 65% de los lotes en pie está transitando el periodo crítico, y el 35% restante en llenado de granos, mientras que el estado general “continuó deteriorándose, encontrando un 73% del área en estado regular a malo”, detallaron desde la entidad bursátil.

Con respecto al cultivo de garbanzo, el informe reporta que, del total de las 17.800 hectáreas sembradas, se calcula una pérdida del 18%, mientras que en los lotes cosechables el rendimiento estimado es de 13,6 quintales por hectárea, lo que implicaría una producción de 19.800 toneladas, también en este caso se habla del rendimiento más bajo de la década.

FUENTE: el agrario

Dejá tu comentario