Destacada Principal | Sexo | Covid-19 | Personas

El sexo en tiempos de COVID-19

La Agencia de Salud Pública de Barcelona recomendó tener sexo al aire libre para evitar contagiarse de coronavirus.

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), elaboró una guía con consejos para mantener relaciones sexuales en tiempos de COVID-19. Entre otros puntos, el informe recomendó tener sexo al aire libre para evitar los contagios.

Como bien sabemos, el coronavirus no es una enfermedad de transmisión sexual. Pero sí expone al contagio a través de las vías respiratorias. En este sentido, la agencia elaboró una guía con una serie de recomendaciones para mantener relaciones sexuales seguras en tiempos de pandemia.

“Sabemos cómo reducir las infecciones de transmisión sexual con los preservativos y las vacunas, y a veces, en el caso del VIH, con tratamientos preventivos. Ahora tenemos que ser también conscientes de que el virus de la COVID-19 se transmite por vía respiratoria”, afirma el informe español.

Sin embargo, la guía advierte que sí es posible transmitir el nuevo virus a través de los besos y como se trata de una práctica común en el sexo sugiere no besar ni intercambiar saliva con personas con las que no se convive.

A su vez, recomienda ducharse o lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes y después del sexo, lavar con agua y jabón los juguetes sexuales en caso de usarse, y desinfectar los teclados y las pantallas si se comparten con alguien.

También, asegura que hay menos riesgo de contagio si las relaciones se mantienen en espacios grandes, abiertos y bien ventilados.

En cuanto los riesgos de contagiarse con personas convivientes, plantea que es bajo si ninguna de estas posee ningún síntoma y no ha sido expuesta al virus. En cambio, aconseja reducir al mínimo las relaciones sexuales con personas no convivientes.

Finalmente, resalta la necesidad de que las personas de mayor riesgo tomen precauciones, las cuales abarcan a los mayores de 65 años o los que tienen problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios crónicos o inmunodepresión.

Dejá tu comentario