Judiciales |

¡Sobreseídos! Para la Justicia Souto no es testaferro de Zannini

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral decidió sobreseer, es decir dejar libre de culpa y cargo, a Daniel Souto y Carlos Zannini en la causa iniciada por la Fiscalía Anticorrupción (OA), a cargo de Laura Alonso. Según la denuncia Souto pasó de ser un gomero que “dormía adentro de una cubierta” a tener emprendimientos inmobiliarios millonarios. La investigación no pudo demostrar el vínculo entre ambos.

Las denuncias

La resolución tiene fecha 7 de noviembre, pero trascendió hoy. VillaMaríaYa! accedió en exclusiva a la sentencia que declara sobreseídos a ambos. Allí constan las denuncias que llegaron de forma anónima en 2017 a la OA, diciendo que Zannini “estaría haciendo negocios con muchísimo dinero en la localidad de Villa María, más específicamente que estaría comprando casas enormes y lujosas, terrenos y lotes, los cuales abonaría al contado”. “Que todas estas operaciones se estarían
realizando a través de un testaferro, quien tendría una gomería en la calle San Martín y Boulevard Sarmiento”.

“Daniel Souto, en muy poco tiempo pasó de tener una gomería de chapa en medio de la ruta (durmiendo dentro de una cubierta), a tener más de una docena de emprendimientos inmobiliarios (edificios en altura, loteos, campos, etc.), maquinarias viales, empresas de otros rubros en Villa María y Villa Nueva, [que] todos hablan de él y su vínculo-parentesco con Carlos Zannini”, agrega.

No hay dos sin tres

El Ministerio de Seguridad recibió además una tercera denuncia al número 134 que decía que “Zaninni tiene como testaferro a Daniel Souto (…) y ahora compró una mansión en la costanera de 15 millones (era la casa de Valinoto). Está edificando en la calle Sgto. Cabral al 300, han hecho un edificio en el boulevard Sarmiento y esquina San Martín, enfrente tiene una gomería Souto”.

Sin embargo el juez indica que “no se puede advertir ninguna conexión entre el círculo de Zannini y Souto, a excepción de la azarosa circunstancia de que los dos son oriundos del mismo pueblo”. “Pese a la dedicada y exhaustiva compulsa, nada permite afirmar en la actualidad que exista el vínculo sospechado”.

No se conocen

“En definitiva -dice el magistrado-, no se puede corroborar de ningún modo que el patrimonio de Daniel Alejandro Souto tenga su origen en actos de corrupción llevados a cabo por Carlos Alberto Zannini. Ello así ya que no se encontró un vínculo entre ambos que pueda hacer sospechar de un acuerdo, lo que hace que no se pueda desvirtuar la presunción de inocencia que pesa sobre ellos”.

“Como dije anteriormente lo único que poseen en común Daniel Souto y Carlos Zannini es el pueblo donde nacieron, no hay nada que dé cuenta de que se puedan llegar a conocer, o que, por lo menos, hayan estado juntos en un mismo lugar”, concluyó.


 

Dejá tu comentario