Destacada Principal | sociedades | Mujeres | Género

Las nuevas sociedades deberán tener paridad de género

El avance de la agenda de equidad de género llegó al sector privado. A partir de ahora, las sociedades que se conformen deberán integrarse de manera paritaria

El Boletín Oficial publicado ayer, estableció a través de la resolución 34/2020 que las nuevas sociedades, organizaciones civiles y Sociedades del Estado “ deberán incluir en su órgano de administración, y en su caso en el órgano de fiscalización, una composición que respete la diversidad de género, estableciendo una composición de los órganos referidos que esté integrado por la misma cantidad de miembros femeninos que de miembros masculinos”.

La normativa, busca asegurar que cuando la cantidad de miembros a cubrir sea impar, se deberá garantizar un piso de, al menos, un tercio de miembros femeninos.

“Esta resolución implica un gran avance para reducir las brechas de desigualdad en el mundo del trabajo y de las empresas”, le manifestó la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta al medio El Ámbito.

La funcionaria, también destacó que se va a garantizar que los espacios de toma de decisión de las asociaciones y sociedades sean compartidos por mujeres y varones. “Creemos que, tal como fue la ley de paridad en cargos políticos y la ley de cupo sindical, este tipo de normativas colaboran con la consolidación de una sociedad más justa y más igualitaria”, afirmó.

Las empresas también deberán llevar un registro y dejar asentada su política de equidad en sus memorias. El artículo 6 de la resolución, menciona que las compañías deben incluir “una descripción de la política de género aplicada en la relación al órgano de administración” que explicite “objetivos y las medidas adoptadas” y también “la forma en la que se han aplicado, en particular, los procedimientos para procurar en el órgano de administración un número de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada de mujeres y hombres”.

Por otra parte, la IGJ también avanzó en el reconocimiento del derecho de las personas a ser registradas con su identidad auto percibida. Así, la normativa indica que “se podrá utilizar a los efectos de identificar a la persona un sistema que combine las iniciales del nombre, el apellido completo, día y año de nacimiento y número de documento y el nombre de pila elegido por razones de identidad de género “.

Un estudio realizado por la organización Mujeres en la Bolsa develó que, al momento al momento de efectuar el estudio a comienzos del año con 338 compañías argentinas, 86 de ellas no tenían presencia de mujeres en el consejo directivo (el 22,16%). Otro dato que reveló fue que, de 4699 puestos directivos, 3903 estaban a cargo de varones, y sólo 766 por mujeres.

Dejá tu comentario