Judiciales |

Tatuador condenado: Cuatro años para “Chelo” Finot por homicidio culposo

Marcelo Finot, alias ” Chelo”, conocido tatuador villamariense, fue condenado hoy a cuatro años y seis meses de prisión por dos delitos. El primero de ellos caratulado de homicidio culposo y, el segundo, por tenencia de estupefacientes.

En el 2015  una mujer, Cristina Pagnone, fue a realizarse un tatuaje a lo del Chelo. Para ello le inyectó xilocaina. Al marcharse del lugar se sintió mal, le contó a la hija y tras unas horas llamaron a un servicio de emergencias. La médica que la atendió le aplicó un Reliveran y la trasladó al Hospital Pasteur. En el camino debieron realizar maniobras de reanimación pero no pudieron mantenerla con vida. Llegó muerta al centro de salud.

La hija relató que el tatuador le habría puesto una primera aplicación de anestesia inyectable y en ese momento se sintió mal. Tuvo que ir al baño a vomitar. Al volver siguieron con la tarea y le colocó una segunda dosis, con la misma aguja.

Tras la muerte de la mujer ocurrida en enero de 2015, la autopsia determinó que la causa eficiente de la muerte fue un shock anafiláctico -reacción alérgica grave. La anafilaxia se produce como respuesta del cuerpo a un alérgeno, es decir, a una sustancia que activa el sistema inmune porque el cuerpo la considera una amenaza-.

El fiscal Francisco Márquez  pidió 4 años y 6 meses de condena lo que fue, finalmente, dispuesto por la jueza Eve Flores.

Tenía plantitas en el patio

La otra causa por la cual Finot llegó al banquillo de lo acusados y por el cual quedó detenido el año pasado, fue cuando le encontraron plantas y semillas de marihuana. En total habrían sido unos 100 gramos. Aseguró el tatuador, ante el tribunal, que el consume una gran cantidad de cigarrillo de cannabis por día, y que eran de consumo personal.

Audio: Informe Patricia Gatti para Radio Líder Argentina.

 

Dejá tu comentario