Judiciales |

Tenía orden de restricción: Llamó por teléfono a su ex pareja y lo condenaron

La camarista Eve Flores le impuso la segunda condena a Eduardo Alejandro Torres, un carnicero de Villa Nueva por desobedecer una orden de restricción en febrero. El hombre ya había sido condenado por violencia familiar en perjuicio de su ex pareja.

A raíz de la primera condena, Torres tenía una orden de restricción por la que debía abstenerse de cualquier contacto con Patricia Sarmiento, con quien tuvo 4 hijos. Sin embargo el hombre llamó al teléfono de la mujer y lo atendió una hija. Le dijo “decile a tu mamá que voy para allá”, violando así la orden de restricción. La hija presenció el juicio manifestando comprensión de la situación del padre.

Sin amenazas

El fiscal Gustavo Atienza (ahora jubilado) había elevado la causa a juicio por amenazas y desobediencia a la autoridad, pero al declarar el imputado frente a la jueza admitió que había llamado por teléfono, desobedecido a la autoridad, pero que no había amenazado. El fiscal correccional, Horacio Vásquez, y la defensora pública, Silvina Muñoz, coincidieron con esta situación por lo que el juicio adoptó la modalidad de abreviado, el imputado se declaró culpable y se le impuso una pena mínima.

Torres siempre tuvo carnicería propia, pero al momento de los hechos juzgados, en febrero de este año, era empleado de la carnicería Rinaldi, ubicada sobre avenida Borrás, en cercanías a la Fábrica de Polvoras.

El acusado sólo fue condenado por desobediencia a la autoridad reiterada a una pena de 6 meses de prisión de cumplimiento efectivo, por lo que en breve estará en condiciones de pedir la libertad. Además fue declarado reincidente ya que tuvo una condena por hechos similares.

Audio: Informe de Patricia Gatti para Radio Líder Argentina


Foto: Redacción VillaMaríaYa!

Dejá tu comentario