Tío Pujio: Schiavi cerró campaña y lo “puso en caja” a Accastello

8 mayo 2019

Tío Pujio: Schiavi cerró campaña y lo “puso en caja” a Accastello

Para Destacar

  • "Cacho" Mainardi fue quien logró que la intendente Schiavi lrecibiera pero, en el lugar, la recepción que tuvo Accastello fue "más que helada".

Artículos Relacionados

Sin pelos en la lengua, directa, Nancy Schiavi (intendente de Tío Pujio, quien busca su reelección)  cerró  la campaña proselitista anoche con Natalia De la Sota, en una unidad básica que lleva el nombre del padre de esta última.
Eduardo Accastello (candidato a legislador departamental) no estaba invitado pero tampoco se quería quedar afuera y como pasaba y tiempo , tomó el teléfono y, le llamó a Schiavi, para auto invitarse.

No esperaba, del otro lado de la línea, la fuerte “tirada de orejas ” que recibió de parte  de la mujer,  la que ,sin pelos en la lengua, – en términos elegantes- le pasó factura, recordándole a Accastello, por ejemplo, su paso por el ex ENINDER donde le habían adjudicado pavimento a Tío Pujio el  que nunca llegó y le perjudicó su gestión.

Fue seca, directa, sin anestesia, y le dejó en claro que no lo quería ver allí. Que no le hacia falta su presencia para ganar los comicios. ¡Lo frenó en seco! Accastello quedó con la cabeza dada vuelta. ¡No lo podía creer!

La determinación de la jefa comunal revela además lo que piensan muchos intendentes peronistas que califican a Accastello, quien el 2015, cuando era candidato a gobernador kirchnerista, le jugó en contra; de “paracaidista”.

Accastello volvió a insistir. No podía no estar en el cierre de campaña de Schiavi y al lado de Natalia De la Sota, de quien había sido su anfitrión durante toda la jornada. Era el único que quedaba afuera.

Le pidió a “Cacho” Mainardi (ex intendente de Ausonia y con excelente llegada a Schiavi) que intercediera y la convenciera que lo deje estar. Mainardi ( a quien apodan “bombita de luz” ya que trabaja para EPEC pero está en comisión política permanente) hizo su tarea y la dueña de casa aflojó un poquito.

Accastello pudo ir, pero “no le dieron bola” al decir de un reconocido dirigente peronista. Fue ignorado por Schiavi  quien ni lo saludó aunque lo nombraron. No hubo aplausos ni elogio alguno para el lo que fue un golpe duro para su ego y, de paso, Natalia De la Sota, entendió que el liderazgo del ex intendente está, por lo menos, cuestionado

Desde anoche lo llaman, irónicamente, al villamariense “estatua”, porque sólo fue parte del decorado del fondo.

Foto: Facebook de Nancy Schiavi.

8 mayo 2019