Destacada Principal | toro | juicio | accidente

Cordobés a juicio acusado de asesinar a su socio con un toro

En aquel momento el caso sacudió al país por lo que implicaba la trágica muerte del peón, que en principio parecía ser un accidente con un toro.

En noviembre de 2012, Osvaldo Miranda, de 55 años, murió tras ser brutalmente embestido y luego arrastrado 200 metros con el lazo en el cuello por un toro enfurecido. Ocurrió en un campo ubicado a unos 10 kilómetros de la comuna de Ranqueles, en el sur de la provincia de Córdoba.

En aquel momento el caso sacudió al país por lo que implicaba la trágica muerte del peón, que en principio parecía ser un accidente. Sin embargo luego todo dio un giro y, según pudo saber Puntal, Javier Gallo, quien era socio de la víctima, irá a juicio el 29 de marzo en Río Cuarto imputado por homicidio simple calificado por alevosía.

El caso

En un primer momento la tragedia en el sur de Córdoba se informó como una “muerte de etiología dudosa” producto de un supuesto accidente con el animal, pero la investigación determinó cierta implicación del otro hombre.

Fue en 2013 cuando Marcelo Saragusti, fiscal de Huinca Renancó, imputó a Gallo como presunto asesino ya que logró determinar que entre los implicados hubo discusiones por faltantes de hacienda en los días previos. Sospechan que tales diferencias podrían ser la razón del ataque fatal contra el trabajador que era oriundo de Realicó, provincia de La Pampa.

Según indicó Puntal, durante todos estos años la familia del fallecido insistió en que no se trató de un accidente, sino que fue Gallo quien enredó a su socio con el lazo e hizo que el toro lo arrastrara hasta matarlo.

La víctima sufrió heridas gravísimas y falleció a los pocos minutos. En aquella ocasión Gallo también habría terminado lastimado por el toro, al que apuñaló para que deje de arrastrar al cuerpo de su ex socio.

El juicio, que tiene previsto arrancar antes de fin de marzo, será con juzgado popular en la Cámara Primera del Crimen de Río Cuarto.

FUENTE: VarillasYa.com

Dejá tu comentario