Destacada Principal | Tragedia | Colombia | aeropuerto

Colombia: Cuatro años de la tragedia aérea del Chapecoense

La tragedia provocó 71 decesos y dejó 6 sobrevivientes. Solo tres jugadores salvaron sus vidas. El vuelo debía aterrizar en Colombia.

En el municipio de La Unión, Antioquia, (Colombia) se estrelló el Vuelo 2933 de LaMia, que transportaba al equipo brasileño de fútbol Chapecoense. Una verdadera tragedia de escala mundial.

El vuelo chárter internacional de pasajeros partió desde el Aeropuerto Internacional Viru Viru (Bolivia) hacia el Aeropuerto Internacional José María Córdova (Colombia) con 68 pasajeros y 9 miembros de la tripulación, pilotado por Miguel Alejandro Quiroga Murakami.

Se estrelló el 28 de noviembre de 2016 a las 22:15 aproximadamente. Entre los pasajeros, se encontraba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense, que estaba en camino para jugar la final de la Copa Sudamericana 2016 frente a Atlético Nacional.

​La Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil colombiana investigó el accidente con el apoyo de la Air Accidents Investigation Branch británica.

El informe final de Aeronáutica Civil de Colombia, dado a conocer el 27 de abril de 2018, destaca que la empresa LaMia "no cumplió con los requisitos de cantidad mínima de combustible exigidos en las normas internacionales, pues no tuvo en cuenta el combustible requerido para volar a un aeropuerto alterno, el de contingencia, el de reserva, ni el combustible mínimo de aterrizaje".

Algunos lo llaman destino

Cuatro personas que estaban incluidas dentro del pasaje salvaron sus vidas al no abordar el vuelo siniestrado. Se trata de Luciano Buligon (alcalde de Chapecó), Plinio Nes Filho (presidente del Concejo Deliberante de Chapecoense), Gelson Merisio (diputado del estado de Santa Catarina),e Iván Carlos Agnoletto (periodista y relator de radio Super Condá).

Sobrevivientes

Del siniestro aéreo sólo pudieron salvar sus vidas seis de las 77 personas que se encontraban en el avión. Cuatro de ellos con heridas de extrema gravedad.

Los futbolistas sobrevivientes fueron Alan Ruschel, ​ el arquero de reserva Jakson Follmann​ y Neto.​

Las otras cuatro personas que salvaron sus vidas fueron el periodista, Rafael Henzel de Rádio Oeste, y dos miembros de la tripulación de vuelo: Ximena Suárez, (azafata) y Erwin Tumiri, un técnico de vuelo, ambos de nacionalidad boliviana

Dejá tu comentario