Destacada Principal | tratamiento | Obra social | enfermedad

Necesita tratamiento urgente y no recibe respuestas

Laura Soler es una joven que padece una rara enfermedad llamada neuromielitis óptica. Fue despedida y quedó sin obra social, pero necesita tratamiento urgente.

Laura Soler es una joven que vive en Villa María y que en 2017 fue diagnosticada con una rara y grave enfermedad llamada neuromielitis óptica, la cual no tiene cura pero puede controlarse con el tratamiento adecuado.

El año pasado fue despedida de su trabajo luego de reclamar que no le pagaban la obra social, y desde entonces lucha a contra reloj contra el ANSES y demás trabas burocráticas para poder recibir las sesiones de quimioterapia.

"Yo trabajaba en un sanatorio privado. El año pasado en octubre hice unos reclamos en base a mi sueldo y a cosas que venían en falta, por ejemplo que no me aportaban la obra social, y me despidieron", comentó a Villa María Ya!.

"Este año contaba con tener obra social para seguir mi tratamiento; estuve trabajando en ese lugar más de 6 años y me enfermé estando ahí adentro, así que el tratamiento siempre lo cubrí con la obra social de ahí".

"En ANSES tampoco me reciben el caso; fui a hacer el fondo de desempleo y me tuvieron a las vueltas 6 meses; no pasó nada y no me dicen que sí ni que no".

"Después de esos 6 meses pedí hacerme la jubilación porque tengo certificado de discapacidad, y hace tres meses que estoy a las vueltas; todo es raro y no recibo respuestas de nadie y este mes necesito la medicación para hacerme la quimioterapia que me venía haciendo en tiempo y forma, que es lo más importante".

"Gracias a la colaboración de la gente pude hacer una rifa y hacerme los estudios de forma particular, porque en el Hospital tampoco supieron qué hacer con mi caso porque es una enfermedad rara".

Según contó Laura, se tuvo que hacer las resonancias de forma particular porque "en el Hospital no están dando turnos", y si bien tienen los resonadores, "no los saben usar".

Que se escuche lo que necesito, es un derecho. Que se escuche lo que necesito, es un derecho.

"Gracias a la rifa y a todo el movimiento pude recaudar la plata para hacerme la resonancia de forma privada, pero necesito la medicación; que alguien de una respuesta sobre mi obra social, sobre el fondo de desempleo, la negativa de la clínica donde estaba; que ANSES y que el Hospital acepten la causa".

El 30 y 31 de julio, Laura sorteará en su cuenta de Instagram los premios que le quedan. "Lo importante ahora es que me de una respuesta el Ministerio de Salud o quien sea. Muchos me dicen que me la tienen que dar porque es una medicación oncológica", sostiene.

Su urgencia reside en que le otorguen el fondo de desempleo y el retiro por invalidez. "Cuando voy me dan un turno es de acá a un mes, después voy y me dan otro para dos meses, y así vengo hace 8 meses. Yo tengo los días contados para poder tener la medicación, en un mes necesito estar haciéndome las quimios".

"Es todo un tema que burocráticamente da vueltas y nadie se hace cargo. Yo ya llegué al tiempo límite de tener la medicación y todavía no la tengo. Estoy luchando para que alguien me de una respuesta y tener mi medicación en tiempo y forma".

"Yo ya estuve en silla de ruedas como dos años. Mi enfermedad es progresiva y se da por brotes, y si no recibo la medicación puedo volver a estar en silla de ruedas y no quiero pasar por eso".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCgYAszQIWXT%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAAEP1ANjRdh4ZAhmAli7BC1IqDgNzOyRVnqGt1nMMm2L69b1NT55iDAlfswHvmdpoCfZBgcBamgzAVcUrfyreWty3oNYNDjIzcx9BAXMpuBh6H7zpkC7C30OMag0iADaqVtiQupkmpHRuLAxC9N17yQzoblgZDZD

La "Neuromielitis Óptica" o "Enfermedad de Devic", según explicó la misma Laura en su perfil de Instagram, es un trastorno autoinmune en el que se produce la inflamación y desmielinización del sistema nervioso central, donde puede afectar el nervio óptico, la médula espinal o ambas cosas a la vez.

"Dentro de los síntomas están la ceguera, debilidad o parálisis de brazos o piernas, dolores, sensibilidad, entre otros tantos síntomas corporales. Se desconoce la causa de dicho diagnóstico y (según la medicina), no tiene cura, sólo tratamiento para 'mantener' la enfermedad estable".

"En otras palabras, no saben de dónde viene, está para siempre, y tampoco saben hacia donde va. Está catalogada como una 'Enfermedad rara' y por experiencia personal, puedo confirmar que sí lo es".

Contactos:

Teléfono: 353 4012107

Instagram: @lauriitasoler

Dejá tu comentario