Agro trigo | heladas | sequía

Trigo: Siembra detenida por adversas condiciones climáticas

Las condiciones desfavorables para la siembra del trigo se dan por sequías, heladas y el mantenimiento del fenómeno climático conocido como "La Niña"

El trigo enfrenta el peor escenario de siembra de los últimos 12 años, con un área estimada en 6,2 millones de hectáreas (unas 700.000 menos que hace un año) por la sequía y el esperado regreso de las heladas en los próximos días, y el mantenimiento, por tercer año consecutivo, del fenómeno climático "La Niña".

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la siembra de trigo está detenida en gran parte de la región pampeana, por lo que el área dedicada al cereal caería 10% por "los graves problemas de falta de agua en los perfiles y en la cama de siembra en los suelos".

Actualmente, 80% de la región pampeana está en una situación de sequía, como se observa en la imagen de anomalía de clasificación de humedad en los suelos.

El centro de la sequía está en Córdoba y San Luis y empieza a ganar terreno en el NO bonaerense y el centro santafesino.

En la actualidad la situación de sequía es más grave que la de 2020; y para encontrar una situación más ajustada de humedad hay que retroceder a junio de 2009.

Por esto, para muchos productores, la posibilidad de lluvias en los próximos quince días es fundamental para finalmente sembrar trigo o cambiar de cultivo.

Sin embargo, los pronósticos de corto plazo indican el ingreso de otro frente de aire frío y seco que provocará un nuevo descenso de las temperaturas y el desarrollo de heladas, alejando la posibilidad de lluvias sobre la región pampeana.

"Por el momento, los modelos probabilísticos muestran que posiblemente deberemos esperar hasta la segunda quincena de junio para recibir algún alivio pluvial y, de ser así, la tendencia continúa favoreciendo al extremo noreste del país", explica el especialista José Luis Aiello.

En ese sentido, desde la Bolsa de Cereales pronosticaron para los próximos días el paso rápido de un frente de tormenta, que casi no causará lluvias, pero con cuyo avance se producirá la llegada de vientos polares, extendiendo su acción sobre la mayor parte del área agrícola, con riesgo de heladas en gran parte de su extensión.

En los días subsiguientes un frente de tormenta producirá precipitaciones focalizadas sobre el centro este y el nordeste del área agrícola, mientras que el resto de su extensión recibirá registros escasos a nulos y la Cordillera Sur observará algunas nevadas, agregó la entidad en su Perspectiva Agroclimática.

Con un avance de implantación de solo 17%, contra 30% del año pasado, la estimación de siembra triguera baja de 6,35 millones de hectáreas en mayo a las actuales 6,2 millones; así, la cosecha del cereal alcanzaría los 18,5 millones de toneladas, estimó la BCR tras tener en cuenta pérdidas de área y un rinde de 31 qq/ha.

Dejá tu comentario