Sociedad |

Universidad: Está preso por corrupción y cobró sueldo de docente

Increible. Está preso, desde hace un mes y medio, en la cárcel de Bouwer, imputado por corrupción de menores y abuso sexual sin acceso carnal y cobró el sueldo, de julio, de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) donde se desempeña como profesor adjunto exclusivo.

El protagonista es Juan Pedro Kalinowski, de la planta docente del Instituto de Ciencias Humanas de la UNVM quien se encuentra alojado, en la cárcel de Bouwer, desde los primeros días del mes pasado.

Su detención causó sorpresa en la casa de altos estudios. Fue inesperada. Ahora también produce sorpresa el hecho que el educador cobre sueldo estando en una celda, lo que genera irritación y demuestra los privilegios que tienen los empleados públicos.
Según pudo conocer Villa María Ya!, de fuentes bien informadas, ya que la casa de altos estudios, y desde el decanato que encabeza Gloria Vadori, en particular, nada se informara oficialmente en cuanto a posición adoptada ante el primer caso de un docente preso en lo más de dos décadas de vida que tienen los claustros; Kalinowski cobró el salario para lo cual figuraría como “enfermo” (¿?). Su salario, al ser profesor adjunto exclusivo, superaría los 30 mil pesos mensuales.

La denuncia contra el educador (que reviste como docente adjunto exclusivo) se realizó en marzo del 2009 por abuso sexual con lo cual comienza a investigarlo el fiscal  José Mana, quien en diciembre de ese año, lo imputa por “facilitación a la corrupción de menores calificada” .

Continúa la causa durante 2010, 2011, 2012. Durante ese tiempo se recabaron y encontraron muchas pruebas que vinculaban a Kalinowski con el delito de abuso sexual. A pesar de esto-  en el 2013- obviando y desconociendo las pruebas,  se dicta su sobreseimiento.
Inmediatamente apelan la decisión ante la Cámara correspondiente. En el 2014, ésta da lugar a la apelación y revoca el sobreseimiento.
Los tres jueces del tribunal de alzada, por unanimidad, resuelven que Kalinowski debía seguir imputado y que debía continuar la investigación y la causa debía elevarse a juicio. Vuelve la causa a una fiscalía, esta vez a la de José Bringas (Distrito 1, turno 6, en Córdoba Capital). Allí se continúa la investigación y a comienzos de este año, se agrega el testimonio de una de las víctimas de 16 años.
Se cita a Kalinowski a declarar nuevamente y resuelven la detención del imputado. Esto ocurre los primeros días de julio pasado y lo alojan, desde entonces, en la cárcel de Bouwer.

 

Dejá tu comentario