Sociedad |

Universidad mira para otro lado: Profesor preso en Bouwer imputado por abuso aún no fue suspendido

Hasta la tarde de ayer miércoles, el profesor Juan Pedro Kalinowski, docente de planta del Instituto de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Villa María, no había sido oficialmente suspendido,  lo que le posibilita que siga cobrando su sueldo. El docente oriundo de Córdoba, se encuentra alojado en la cárcel de Bouwer, imputado por los delitos de corrupción de menores y abuso sexual, desde los primeros días de julio.

Villa María Ya! confirmó que al docente le liquidaron sus haberes del mes de julio– con medio aguinaldo incluído- y hasta anoche no se había tomado ninguna determinación por parte del Consejo Superior ni desde el Decanato de Humanas que preside Gloria Vadori.

Nuestro diario digital pudo saber que en la casa de altos estudios, todas las cuestiones  correspondientes al accionar de  los docentes, deben ser resueltas- según estatuto- por un tribunal académico, que no se encuentra constituído.
No obstante, preventivamente el rector o el Consejo Superior podrían disponer una suspensión preventiva, mientras el catedrático se encuentre privado de la libertad. Asimismo debería constituírse el tribunal citado para resolver la problemática de fondo. Como sucedió, oportunamente, en un caso de similares características, con el no docente y periodista, Javier Arenas, años atrás. ¿Porqué a este sí y a Kalinowski no?

Cabe destacar que  la detención  del educador (quien fuera secretario Académico en el tiempo en que Daniel Lasa era decano de Humanas) causó sorpresa en la casa de altos estudios, teniendo en cuenta que se trata del primer caso de un docente detenido en más de dos décadas del inicio de la Universidad. Fue inesperada.

La denuncia contra el educador -que reviste como docente adjunto exclusivo- se realizó en marzo del 2009 por el delito de abuso sexual con lo cual comienza a investigarlo el fiscal  José Mana, quien en diciembre de ese año, lo imputa por “facilitación a la corrupción de menores calificada” .Continúa la causa durante 2010, 2011, 2012. Durante ese tiempo se recabaron y encontraron  pruebas que lo  vinculaban con el delito de abuso sexual. No obstante  en el 2013 se dictó su sobreseimiento. Inmediatamente la parte denunciante apeló  la decisión ante la Cámara correspondiente, la que en 2014, dió lugar a la apelación y revocó el sobreseimiento.

Los tres jueces del tribunal de alzada- por unanimidad- resolvieron que Kalinowski debía seguir imputado ,que debía continuarse la investigación y la causa debía  ser elevada a juicio. Vuelve la causa a una fiscalía, esta vez a la de José Bringas (Distrito 1, turno 6, en Córdoba Capital). Allí se continúa la investigación y a comienzos de este año, se agregó el testimonio de una de las presuntas víctimas de 16 años de edad.
Luego Kalinowski fue citado nuevamente a declarar y posteriormente detenido, alojado en el penal de Bouwer desde los primeros días de julio.

Dejá tu comentario