Varella camino a la perpetua: “Me hago responsable de los hechos”

23 abril 2019

Varella camino a la perpetua: “Me hago responsable de los hechos”

Para Destacar

  • En la primer audiencia en el juicio contra Varella el hombre se declaró culpable del femicidio de Olga Moyano.

Artículos Relacionados

Comenzó esta mañana el juicio contra Osvaldo Alfredo Varella, un hombre de 55 años, acusado de varios delitos graves, pero el más trascendente es el femicidio de Olga Inés Moyano, ocurrido entre el 15 y el 16 de julio de 2017 en el departamento que el asesino alquilaba.

Después de que juraran los integrantes del jurado popular, se presentó el caso. Cada una de las partes expuso qué iba a hacer llegado el momento de los alegatos.

La mató por ser mujer

En el caso de Sebastian Elia, en representación de los hijos de Olga Moyano, dijo que esperaba que se obtuviera una condena porque no cabe duda que “la mató por ser mujer”. Según la lectura de los hechos hizo un despliegue de violencia trágicamente usual en casos de violencia machista.

El fiscal Francisco Márquez consideró que era necesario acusarlo también de abuso sexual gravemente ultrajante. Por eso se pidió un cuarto intermedio para decidir si se incorpora esa acusación o se rechaza.

Me hago responsable

Cuando fue el turno de declarar, Varella dijo que se hacía responsable de todos los hechos tal como se habían leído.

El Jurado Popular

Se lo acusa de distintos hechos. El primero es por intentar matar a una mujer en 2015 cuando hacía poco que había salido de la cárcel por otros hechos de robo. El femicida contrató a una trabajadora sexual, la llevó a un hotel en Buenos Aires e Intendente Correa y con un cuchillo de carnicero la inmovilizó para robarle todo el dinero. Ella pidió que no la dañara, que le daba la plata, pero él la hirió en el hombro y con una soga intentó asfixiarla. Para que no gritara le metió la mano y el pelo de ella en la boca provocándole el corte del frenillo.

Por el revuelo los trabajadores del hotel alojamiento irrumpieron y el hombre se dio a la fuga.

Crueldad sin límites

Se lo acusa además de robo calificado en grado de tentativa, homicidio agravado por femicidio en grado de tentativa. Luego por otros hechos de robo en un negocio de ropa de niños, a una obra social, en este caso con un revólver que se estima que puede haber sido de juguete.

El hecho más grave es el asesinato de Olga Moyano, con la que el hombre había pactado un encuentro con connotación sexual. Al llegar la golpeó, la desnudó, la ató con cables y sogas a la cama de madera. Dejándola inmobilizada. Dejándola así se fue con la llave a la casa de la mujer, donde robó sus cosas.

Regresó, la tocó en los genitales, le tomó fotografias y empezó a cortarla en distintas partes del cuerpo, escribiendo en su cuerpo palabras ofensivas. La asfixió con una soga para matarla y luego se desprendió de algunos elementos como su moto, el casco, etc.

Macabro

Tras asesinarla, le amputó las piernas, y con el cuerpo en tres partes, lo metió en bolsas de consorcio y lo descartó en un contenedor donde se encontró al día siguiente. Por estos hechos está acusado de femicidio, de hurto calificado, de robo, privación ilegítima de la libertad y ahora analizan si cabe también la acusación de abuso sexual agravado.

La única pena que le cabe es la pena perpetua, lo que, al declarase culpable, está prácticamente confirmado.

Audio: Informe de Patricia Gatti para Radio Líder Argentina


Foto: Redacción VillaMaríaYa!

23 abril 2019