Destacada Principal | vehículos | Oscar González | Darío Capitani

Vehículos judicializados: La Legislatura tiene 9

La Legislatura provincial cuenta con 9 vehículos de alta gama, judicializados. Cuatro a cargo de Oscar González y uno de un villamariense.

Luego del trágico accidente en el que se vio involucrado el presidente provisorio de la Legislatura provincial, Oscar González, el sábado pasado en las Altas Cumbres, quien manejaba un vehículo entregado por la Justicia a la Legislatura, se conoció que hay más vehículos judicializados en poder de otros legisladores.

En total la Legislatura tiene 9 autos judicializados y 4 están a disposición de Oscar González. Estos son una camioneta Amarok, una Land Rover Feelander, un Audi A5 y el BMW X1-251. Este último fue el que utilizaba cuando protagonizó el accidente fatal del sábado.

Se trata de vehículos secuestrados a sus dueños y entregados por el Tribunal Superior de Justicia a la cámara legislativa. A su vez la Legislatura los asigna sin ningún criterio prefijado, es decir que esto queda a discreción de las autoridades de la misma.

La propia legislatura informó con detalle ayer martes el destino de los vehículos en esta condición, incluyendo marcas, patentes y fechas de entrega. De allí surge que la legislatura sólo tiene vehículos de alta gama con muy pocos años de antigüedad. Vehículos en esa misma condición suelen ser entregados a otras dependencias públicas, organizaciones sociales, religiosas, etc. aunque aparentemente no tienen la misma suerte que la Legislatura a la hora de hablar de marca y modelo.

¿Quién más tiene vehículos judicializados?

Otros dos legisladores del oficialismo (Hacemos por Córdoba) tienen asignados vehículos. Dardo Iturria una Toyota SW4 SRV y Miguel Majul una Jeep Renegade.

También hay tres opositores beneficiados por este sistema. Juan Jure, presidente del bloque de Juntos UCR, tiene un Nissan Sentra, Orlando Arduh, titular de Juntos por el Cambio tiene un Citroën C4 y el villamariense Darío Capitani, del PRO, dispone de un Audi.

Arduh dijo a La Voz que lo usa "pura y exclusivamente con el fin de las tareas legislativas", "no lo uso de forma particular, ni fines de semana ni para irme de viaje a ningún lado. Son autos para usarlos con responsabilidad".

Por su parte capitani confirmó al mismo medio que desde abril de este año tiene a disposición el vehículo, pero que no lo utiliza. El año anterior tuvo habilitado un Volkswagen Siroco, que explicó fue devuelto a la Justicia.

Quienes utilizan esos vehículos son designados como “depositario judicial”, en el marco de las atribuciones de la ley 8550.

¿Cómo es el sistema?

Pasados 30 días del secuestro de uno de estos vehículos, el mismo "deberá ser puesto a disposición del Tribunal Superior de Justicia, que podrá entregarlo en depósito al organismo pertinente para su exclusiva afectación a una función o servicios públicos específicos".

“El organismo que recibiere un automotor en depósito asumirá las obligaciones inherentes a su guarda y conservación, debiendo contratar un seguro de responsabilidad civil”, establece la ley.

Dejá tu comentario