Destacada Principal | villa del dique | villamarienses | Familias

Loteo de Villa del Dique: villamarienses preocupados

Empresarios villamarienses hicieron una inversión millonaria en una loteo en Villa del Dique. Por un conflicto con el municipio la obra no avanza.

La desarrollista cordobesa GNI venía avanzando con un proyecto de urbanización en un loteo pegado al lago y en torno al cerro de La Cruz, en Villa del Dique cuando la actual gestión de gobierno, encabezada por el intendente Ricardo Scoles, que asumió el gobierno en diciembre de 2019, frenó las obras. Es decir, siguieron construyendo las viviendas que tenían una autorización provisoria de la anterior gestión y avanzaron con tareas de infraestructura, pero está trabado el inicio de otras viviendas. Hay villamarienses involucrados.

Se trata de una de las zonas más cotizadas no sólo de Villa del Dique, sino de la provincia de Córdoba, pegada al barrio conocido como Embalsina. Los argumentos cruzados, no permiten que la situación avance, que ya tuvo varios capítulos en la Justicia.

En el medio, varias familias villamarienses muy adineradas están preocupadas porque hicieron una inversión millonaria en esos lotes y ven que la obra no avanza como esperaban. Aunque no trascendieron los apellidos de los inversionistas, se trata de familias dedicadas a diferentes rubros comerciales e industriales. Se destacan cuatro, unos vinculados a insumos veterinarios; otras dos familias vinculadas a la industria láctea; y finalmente un médico.

Mientras el municipio asegura que los avales que presenta la empresa para el loteo, no son suficientes, la desarrollista asegura contar con autorización del municipio y entidades provinciales involucrados en el tema.

El intendente Scoles, en declaraciones a la radio municipal sostuvo que hay dos puntos de conflicto: por un lado un camino que la gente utilizaba desde hace años, que constituía un bonito paseo turístico en torno al cerro y fue bloqueado por la empresa. A su vez, sostuvo que el código de edificación vigente de la localidad, no permite la creación de nuevos loteos.

Los abogados de GNI, en tanto, sostuvieron que ese camino es privado, pero de uso público, y que está cerrado hasta que terminen obras de mejoras, como adoquinado e iluminación. Una vez concluidas las tareas, retornará al uso público. A su vez, cuestionaron que el intendente esté solicitando un resarcimiento económico por el cierre del camino, que aseguran pertenece a un privado.

Por otra parte, también se sumó un actor colectivo a la problemática: un grupo de vecinos que está reuniendo firmas y exige que GNI se retire de Villa del Dique, por el impacto ambiental que representa la intervención en un sector de monte y rico en flora y fauna nativo. Tanto la empresa como los propietarios de terrenos, muchos de esos pegados al lago, invirtieron millones de pesos en el proyecto. Ya familias están viviendo en lo que se configura como un barrio privado.

Cabe destacar, que este no es el único caso de tierras que se encuentran con problemas en la justicia, encontrándose denunciadas públicamente otras localidades vecinas a Villa del Dique y de las cuales los compradores de manera extraoficial apuntan a gestiones municipales que buscaron sacar un provecho económico y frenando el progreso económico en todo el valle.

Dejá tu comentario