Destacada Principal | Villa María | comunidad |

Gitanos de Villa María de luto: falleció el patriarca

Durante los últimos días, se pudo ver a gitanos de Villa María haciendo vigilia en el subnivel, ya que el patriarca se encontraba internado en una clínica.

Durante los últimos días, se pudo ver a gitanos de Villa María haciendo vigilia en la plaza Pedro Viñas, cerca del subnivel. Largas filas de camionetas estacionadas frente al Concejo Deliberante y con materiales de acampe en las cajas lo evidenciaban.

Es que el patriarca de la comunidad se encontraba internado en una clínica local, donde finalmente falleció el lunes pasado.

Ningún gitano solo ante la enfermedad

La llamada del grupo es una de las normas no escritas y de obligado cumplimiento. Para los gitanos, ningún miembro de esa comunidad puede estar solo ante la enfermedad y la muerte. Es lo que se denomina la llamada del grupo. Según marca la tradición gitana, cientos de familiares y amigos velan por las personas gitanas hasta que vuelve a casa o mueren.

Otra costumbre muy arraigada es la de organizar el banquete fúnebre en memoria del gitano fallecido. Tiene lugar a los 7 días de la muerte y después vuelve a celebrarse a los 6 meses y de nuevo al pasar un año. Se trata de una gran comilona en la que se cocinan los platos que más gustaban al difunto, razón por la que también se deja un espacio en la mesa reservado para él o ella.

También es muy común hacer una serie de promesas de carácter sagrado y de obligado cumplimiento tras el fallecimiento. En caso de no cumplir dichas promesas, el individuo puede quedar maldito o prókleto en lengua romaní, motivo por el que será despreciado e incluso marginado por parte del resto de miembros de la comunidad.

Dejá tu comentario