Destacada Principal | villamariense | joven | Servicio Penitenciario

Una villamariense denunció que sufre violencia laboral

Una joven villamariense de 28 años afirmó que sufre persecuciones por parte del Servicio Penitenciario de Córdoba.

Una villamariense de 28 años de edad, cuyas iniciales son G.R., denunció públicamente que sufre persecuciones por parte el Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC), en donde se desempeña desde 2014.

Se trata de una joven madre de dos hijos de 1 y 5 años que cumplió funciones en Córdoba capital y en San Francisco. Antes de ingresar a la escuela de oficiales del SPC, estudió dos años en la carrera de Diseño y Producción Audiovisual de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

Además, mientras trabajaba como guardiacárcel se recibió de inspectora en bromatología y actualmente estudia la tecnicatura de la misma especialidad. Según relató al sitio web En Redacción sus padecimientos comenzaron cuando se separó de su pareja, quien era un suboficial del Servicio Penitenciario.

La mujer villamariense aseguró que sufrió violencia física y por esa razón en marzo de 2016 terminó su relación con el uniformado, con quien tiene un hijo en común. La vida continuó y afirma que en el trabajo la maltrataron, que por ejemplo hasta el día de hoy no ha ascendido, cuando habitualmente después de tres o cuatro años se produce un ascenso y destaca que fue sobrecargada de tareas, que ha sufrido malos tratos después de alejarse de una persona que trabaja en el SPC. Máxime aún cuando tiene una segunda pareja, también un agente del servicio y nuevamente se separa.

De esta situación, la joven cuenta que la institución, en lugar de contenerla por situaciones vividas en ambos casos con violencia, en un caso física, en otro caso psicológica y económica, hizo todo lo contrario, dejándola librada a su suerte y la siguieron hostigando por la situación.

Sostiene que por un lado la Justicia actuó frente a la situación, poniendo una consigna policial para protegerla y no moverse de su casa, mientras que en el Servicio Penitenciario le pedían que fuera a hacer el trámite de licencia en el mismo edificio donde estaban sus ex. No querían inclusive tomarle la denuncia y tuvo que librar un oficio un juez para que así lo hicieran.

"El Servicio Penitenciario los protegió a ellos, mientras que a mí me denigraron, es una institución machista", afirmó la villamariense.

INFORME PATRICIA - VILLAMARIENSE DENUNCIA PERSECUCIÓN.mp3

Dejá tu comentario