Destacada Principal | villamariense | estafa | mujer

Una villamariense fue víctima de un intento de estafa

Intentaron sustraerle 200 mil pesos. El intento de ardid contra esta villamariense inclusive contó con un falso agente de la AFIP.

Durante las últimas horas, una mujer villamariense fue víctima de un intento de estafa, en el que intentaron sacarle 200 mil pesos desde su cuenta bancaria.

Un lector que está en pareja con la femenina fue quien relató lo sucedido a Villa María Ya!. En primera instancia, contó que su cuñada reside en Río Ceballos y se dedica a vender perros, aunque no posee una cuenta propia y utiliza la de su hermana, quien reside en esta ciudad.

Asimismo, precisó que un hombre se contactó con ella durante una semana con el objeto de comprarle dos canes, que en total tenían un valor de 160 mil pesos. "Le dijo que le iba a hacer la transferencia y que se fijara. Ella 'le dijo yo no tengo cuenta, la cuenta es de mi hermana', entonces calculando que ella vendía esos perros con esos valores, calcularon que era una cuenta que tenía mucha guita" relató.

Además, narró que el sujeto le dijo que esa tarde hacía la transferencia y que al rato una chica llamó llorando, afirmando que su madre se había equivocado y por error había depositado 360 mil pesos. "Mi señora le dijo que no tenía nada en la cuenta, no había entrado nada en la cuenta", señaló.

Por otra parte, sostuvo que la presunta hija volvió a contactarse, diciendo que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) se contactó con su padre para preguntarle para qué hacía ese movimiento de dinero y decirle que la transferencia estaba bloqueada.

Posteriormente, el lector afirmó que un supuesto agente de la AFIP se contactó con su esposa, afirmándole que el dinero no aparecía porque la transferencia fue bloqueada. La villamariense intentó devolverlo, pidiendo tiempo porque estaba en un supermercado, y fue amenazada con que iban a también bloquear su cuenta.

Su pareja intervino afirmando que era abogado, y solicitó que permitieran llamar nuevamente. Finalmente, al regresar al hogar contactaron al supuesto agente con el hijo de la vecina, quien es jurista y comenzó a ser una serie de preguntas. En esa situación, el presunto trabajador de la AFIP esgrimió un "pará, acá ya se resolvió" y terminó cortando la comunicación, poniendo fin a este intento de ardid.

Dejá tu comentario