Destacada Principal | viruela | Riesgo | virus

Viruela del mono: cómo se transmite y quien tiene más riesgo

La OMS alertó por la peligrosidad del virus. ¿Qué es? ¿Cómo se cura? ¿Quiénes corren más riesgo de contagiarse y cuáles son los síntomas?

La viruela del mono se expande por distintos países y hay alerta por las consecuencias del virus y un posible brote global. Se trata de una enfermedad viral de carácter endémico, común en África Central y Occidental. La infección, rara y poco peligrosa, es similar al virus de la viruela, actualmente erradicada.

Sólo en Reino Unido hay al menos siete casos confirmados, mientras que en España se lanzó una alerta sanitaria por contar con más de 20 casos sospechosos en Madrid. Por su parte, Portugal reportó tres casos confirmados mediante pruebas PCR y mantiene más de 20 en investigación, de acuerdo al reporte emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos informaron este miércoles el primer caso de viruela de mono, un hombre del estado de Massachusetts que había dado positivo para el virus luego de visitar Canadá.

VIRUELA DEL MONO: QUIÉNES CORREN MÁS RIESGO DE CONTAGIARSE

La viruela del mono resurgió en Nigeria en 2017 después de más de 40 años sin casos reportados. Sin embargo, no había circulado antes por Europa. La mayoría de las infecciones se detectaron en hombres jóvenes que mantuvieron sexo con otros hombres, aunque el virus afecta por igual a hombres y mujeres.

La OMS precisa, al respecto, que "la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. En África se han descrito infecciones humanas resultantes de la manipulación de monos, ratas gigantes de Gambia o ardillas infectados."

En esa línea, añade: "La transmisión secundaria o de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión".

Y agrega: "La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección".

Aunque la viruela del mono no es excesivamente contagiosa y tampoco peligrosa para quienes la contraen, las autoridades sanitarias han preferido tomar precauciones.

Según informa la institución Science Media Centre España en su página web, "si se convive con una persona afectada no se deben compartir vasos, ni cubiertos, ni toallas, por ejemplo".

VIRUELA DEL MONO: SÍNTOMAS

Entre los síntomas destacados por los CDC se incluyen:

  • Fiebre;
  • Dolores musculares;
  • Inflamación de los ganglios linfáticos;
  • Erupción llamativa en la piel, similar a la varicela.

Según detallaron, el ciclo de la enfermedad podría comenzar con el aumento de la temperatura corporal, para continuar con dolores de cabeza y musculares, dolor de espalda, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos y agotamiento.

El período de incubación suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días, informan los de la CDC. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

¿EXISTE CURA PARA LA VIRUELA DEL MONO?

Desde la OMS indican que no hay tratamientos ni vacunas específicas contra la infección por el virus de la viruela símica, aunque sí se pueden controlar los brotes.

"En el pasado, la vacuna antivariólica demostró una eficacia del 85% para prevenir la viruela símica. Sin embargo, la vacuna ya no está accesible al público, puesto que se suspendió su producción tras la erradicación mundial de la viruela. Con todo, la vacunación antivariólica previa puede contribuir a que la evolución de la enfermedad sea más leve", señala el organismo sanitario a través de su sitio web.

MÉTODOS DE PREVENCIÓN

La OMS señala que el contacto estrecho con otros pacientes constituye el factor de riesgo más importante de infección.

"Ante la falta de un tratamiento o vacuna específicos (aunque sí se recetan antivirales), la única manera de reducir la infección en las personas es sensibilizarlas sobre los factores de riesgo y educarlas acerca de las medidas que pueden adoptar para reducir la exposición al virus", indica la OMS.

Además, hace énfasis en dos aspectos fundamentales:

  • Es importante reducir el riesgo de transmisión de los animales a las personas. Es necesario evitar cualquier contacto con roedores y primates y, en segundo lugar, limitar la exposición directa a la sangre y la carne, y cocinarlos a fondo antes de consumirlos. Durante el manejo de animales enfermos o sus tejidos infectados, y durante los procedimientos de matanza, deben usarse guantes y otra ropa protectora adecuada.
  • Hay que velar por reducir el riesgo de transmisión de persona a persona. Es preciso evitar el contacto físico estrecho con las personas infectadas por el virus de la viruela del mono. Para asistir a los enfermos se deben usar guantes y equipo de protección. Hay que lavarse las manos sistemáticamente después de atender a un enfermo. Se recomienda aislar a los pacientes en su casa o en centros de salud.

Fuente: El Cronista

Dejá tu comentario