Destacada Principal | vivienda | Cooperativa | Horizonte

La vivienda propia y la cooperativa Horizonte

¿Es posible aún soñar con la vivienda propia? en Cooperativa de viviendas Horizonte con o sin terreno, presentas tu DNI y aportando lo que puedas cuando puedas.

El sueño de la vivienda propia parece muy alejado de las posibilidades de una persona de la clase media, trabajando en negro o monotributista, el derecho a la vivienda digna está consagrado en la constitución nacional, sin embargo, parece un sueño que ya muchos postergaron. Por eso nos fuimos hasta Cooperativa Horizonte para sacarnos algunas dudas y conocer qué posibilidades ofrecen para comenzar a vivir el sueño de la casa propia.

¿Qué se necesita para poder empezar?

"No se piden requisitos bancarios, sólo el DNI, eso ya te da la pauta del universo enorme de personas que pueden tener el acceso a su casa" comienza comentando Beatríz Ackermann, quien se encuentra a cargo de la sucursal ubicada en San Martín 348; y parece extraño que sólo se tenga que presentar el documento para poder empezar con todo, ya que cuando hablamos de un crédito hipotecario -por ejemplo- pasamos a hablar de infinidad de requisitos e intereses.

Si, suena raro, pero cuando pasas a entender cómo funciona el sistema cooperativista, el sueño se vuelve más palpable: " Aquí el socio aporta a la cooperativa y ésta capitaliza los aportes de ese socio para que el conjunto pueda ir accediendo pulatinamente a un vivienda de todas las tipologías que ya están disponibles. El aporte lo decide el socio, decide cuánto y cuando, él no tiene la obligación de poner una suma fija mes a mes" Agrega Beatríz.

Es decir, uno llega con su DNI y se asocia, a partir de ahí aporta lo que puede cuando puede, al llegar al 40% cancelado de la vivienda se puede presentar a adjudicar -la posibilidad existe cada dos meses- si resulta adjudicado de 8 a 12 meses ya tendrá su vivienda propia -de ésto depende el tamaño de la vivienda-, a partir de ahí se estima un valor -parecido al de un alquiler- el cual deberá seguir pagando a la cooperativa Horizonte, pero ya viviendo en tu propio hogar, ésto da la posibilidad de que otros puedan acceder a su casa también.

¿Qué pasa si no tengo terreno?

Otro dolor de cabeza en nuestro país es no contar con un pedazo de suelo, ésto puede ser un verdadero problema a la hora de construir, en esos casos Cooperativa de viviendas Horizonte también tiene terrenos a valores "cooperativos", es decir, a menor valor que los del mercado, por los cuales uno puede aportar de la misma manera en que aporta para una casa, es decir, cuando y cuanto pueda.

Para consultar específicamente: click aquí.

FUENTE: Contenido patrocinado

Dejá tu comentario