Destacada Principal | Vizzotti | medidas | restricciones

Vizzotti admitió que se evalúan más restricciones

Carla Vizzotti hizo declaraciones radiales en las que llamó a cumplir las medidas vigentes y advirtió que el Presidente no dudará en intensificarlas.

La ministra de salud de la Nación, Carla Vizzotti, aseguró que si bien se "está evaluando intensificar" las medidas para evitar que continúen subiendo los casos de coronavirus, "hay medidas vigentes que no se están cumpliendo", dijo en diálogo con El Destape Radio.

Agregó que el gobierno nacional insiste en transmitir la importancia de "evitar reuniones sociales y encuentros en lugares cerrados, pero se sigue haciendo".

"Nosotros estamos transmitiendo la importancia del rol individual, evitar las reuniones sociales y encuentros en lugares cerrados, que están prohibidos pero se siguen haciendo", dijo la ministra al tiempo que llamó la atención sobre que "el riesgo de aumento de casos es muy concreto".

Reuniones

En ese marco, y ante el vencimiento del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el 21 de mayo, Vizzotti ratificó las reuniones que mantendrá esta tarde y los días siguientes hasta el viernes para definir cómo siguen las medidas a partir de allí, en el marco del incremento de contagios.

"Hoy tenemos reunión con los expertos para actualizar la situación epidemiológica. A las 5 de la tarde tenemos también la mesa que relaciona salud y educación para seguir analizando los indicadores. Y seguramente también tendremos estos días el Consejo Federal de Salud", dijo.

"Con este nivel de circulación de personas y del virus, si nosotros no logramos transmitir a la población que tiene que bajar la movilidad, que se tienen que minimizar las salidas y hacer solamente las esenciales, el riesgo del aumento de casos es muy concreto. La comunidad ha normalizado el número de casos y de fallecidos", dijo Vizzotti.

La ministra también comparó la situación con la del año pasado: "Ahora tenemos una curva con el doble de casos, pero la letalidad se ha reducido a la mitad".

No obstante, aclaró que la proyección depende de la edad de las personas que se infecten, de las variantes que circulan y de la campaña de vacunación y explicó que el Gobierno "está trabajando sin parar para recibir la mayor cantidad de dosis" pero que es difícil programar porque "depende de la provisión".

"Hasta ahora el número máximo de dosis que se han aplicado por semana en Argentina es 1,2 millones", siguió la funcionaria en referencia a la campaña de vacunación.

Vizzotti fue optimista en cuanto a que esa cantidad de aplicaciones "se puede escalar" con la llegada de nuevas vacunas, aludiendo a los 22,4 millones de dosis de AstraZeneca que se esperan para fines de mayo.

También se refirió a las estrategias que se están realizando en varias jurisdicciones, como la "demanda espontánea y actividades extra muro" que son acciones centralizadas o casa por casa para quienes no se hayan inscripto de manera proactiva en la campaña o tengan dudas sobre la vacuna.

"Esas son estrategias provinciales, pero la cantidad de vacunas aplicadas están relacionadas directamente a las que entran en el país", siguió Vizzotti.

En relación a los casos positivos, advirtió que está bajando la proporción de personas mayores a 70 años y aumentando la proporción de personas entre 50 y 59 años.

"La media de edad de los internados en terapia intensiva es de 55 años y el 95 por ciento no están vacunados", asumió la funcionaria.

Pedido a los gobernadores

La ministra llamó a los gobernadores a adherir, generar y controlar restricciones sanitarias y recordó que en el Decreto de Necesidad de Urgencia vigente, las jurisdicciones tiene la potestad de implementar medidas sin necesidad de que las tome el Gobierno nacional.

Aun así, adelantó que esta tarde y en los próximos días mantendrá reuniones con expertos, previo al anuncio presidencial, para definir si hay nuevas restricciones.

"El Presidente no va a dudar en tomar las medidas necesarias para salvar a la mayor cantidad de gente en este contexto, pero eso no alcanza", señaló la funcionaria.

"La población debe entender que esta situación, aunque estemos vacunando, aunque fortalecimos el sistema de salud, aunque hay muchas más camas de terapia intensiva, quien ingresa a un respirador tiene 80 por ciento de posibilidades de fallecer y la forma de minimizar este impacto es disminuyendo los contagios", concluyó.

Dejá tu comentario