Y se marchó: Perales paró el tiempo en su inmensa despedida de los escenarios

8 febrero 2020

Y se marchó: Perales paró el tiempo en su inmensa despedida de los escenarios

El inmenso José Luis Perales abrió la segunda noche festivalera, con un recital que conmovió a jóvenes y adultos, show enmarcado en su gira ” Baladas para una despedida” con la que se retira de los escenarios.

El Hernán Figueroa Reyes lo conoce desde hace décadas, cuando sin canas, cantaba los clásicos que conmovieron al mundo, en aquel viejo escenario de lengua larga que le permitía un contacto especial con sus seguidores.

Es que con lluvia o luna, noches de calor o frío, el baladista y gran autor hispano regresó una y otra vez a Villa María, que se niega a dejarlo marchar.

A sus 75 años y 45 haciendo shows,  el cantante español más reversionado del mundo, desplegó su abanico de poesías-canciones, ésas, las que cantamos todos, acompañado por el “coro más grande de América” que se apostó esta noche en el anfiteatro.

Vestido de camisa y pantalón negro arrancó su popurrí con ” Un velero llamado libertad” , al que se sumaron”Me llamas”, ” Sí, sí, si” y ” Canción de Otoño”. Luego de estos cuatro temas le habló al público y agradeció estar en este festival desde hace tantos años , recordando que su primer premio lo recibió en Argentina – en la década del 70-antes que en su propio país, con el tema ” Celos de mi guitarra”. Y siguieron los recuerdos con :”El amor”, ” Y tú te vas”, sumando además los éxitos que escribió para otros, como ” Porque te vas”, “Creo en tí” y ” Le llamaban loca”, todos de su prolífica autoría.

No se cansó en ningún momento y la gente no paraba de aclamarlo, sencillamente porque es lo que se merece un inmenso compositor. Y siguieron los que cantamos todos: “Amada mía”, “Gente maravillosa”  ” Que canten los niños”, ” Balada para una despedida” y el más versionado en el mundo :” Y cómo es él”, definido como una cruz que debió llevar siempre.

 

 

Miles de los presentes volvieron a sus años adolescentes, para recordar a aquellos viejos amores imposibles, o ese día en que sintieron enamorarse para toda la vida y también los desgarros del corazón.

Un señor con todas las letras, un cantante que conmueve y un compositor de la hostia, eso es el maestro Perales, que permanecerá en el recuerdo de generaciones. En realidad no es una despedida, es un hasta siempre, Maestro!

 

 

8 febrero 2020